EFEJerusalén

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, habló anoche con la primera ministra británica, Theresa May, y le mostró su respaldo a la ofensiva llevada a cabo este fin de semana por EEUU, Reino Unido y Francia contra instalaciones armamentísticas en Siria en respuesta a un presunto ataque químico.

"Le dije que el ataque muestra un mensaje internacional importante de tolerancia cero sobre el uso de armas no convencionales", dijo Netanyahu durante el inicio de la reunión semanal con su Consejo de Ministros, informó un comunicado

El jefe de Gobierno transmitió a May que esta política "debería también reflejarse en la prevención de las capacidades nucleares de los estados y organizaciones terroristas", insistiendo de nuevo en su alerta de que "Asad debe entender que cuando permite la consolidación militar de Irán y sus aliados en Siria, está poniendo en peligro la estabilidad de toda la región".

Netanyahu es un firme detractor del pacto nuclear iraní y recientemente reiteró al presidente ruso, Vladímir Putin, aliado de Bachar al Asad, que su país "no permitirá la acumulación militar iraní en Siria".

El mandatario israelí repitió "el apoyo total" de Israel a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de posicionarse contra el uso y la propagación de armas químicas y "celebró" la inclusión de May y el presidente francés, Emmanuel Macron.

También comentó las "amenazas subterráneas" a las que hace frente el país, en referencia a la destrucción de un nuevo túnel procedente de Gaza que, según informó hoy el Ejército israelí, se introducía decenas de metros en Israel.