EFELagos

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, pidió hoy liderar de forma permanente una fuerza regional de 8.700 soldados que se desplegará para combatir al grupo yihadista nigeriano Boko Haram.

Buhari rechazó establecer turnos para dirigir el contingente entre cinco países de la zona, durante la inauguración de la cumbre de la Cuenca del Lago Chad en Abuya, la capital de Nigeria.

El mandatario opina que las operaciones militares de la Fuerza Especial Conjunta Multinacional (MJTF, en sus siglas inglesas) no serán efectivas si están sujetas a la rotación de los mandos de las operaciones militares por periodos de seis meses, como proponen el resto de países miembros.

"Este procedimiento minará la capacidad militar para mantener el empuje contra los insurgentes, quienes también tienen la extraña habilidad de adaptar y reajustar su estrategia", advirtió el presidente nigeriano.

"En razón de lo anterior, quisiera sugerir a sus excelencias que consideren la posibilidad de que Nigeria mantenga la posición de comandante de la MJTF en periodo de guerra", propuso a los dignatarios de Níger, Chad, Benin y Camerún.

Buhari recordó que Nigeria aporta la mayor parte de las tropas a esta fuerza y que la mayoría de las operaciones contra los terroristas se desarrollan en suelo nigeriano, aunque Boko Haram realice incursiones en los países vecinos.

Al encuentro, asistieron los presidentes de Níger, Mahamadou Issoufou; Chad, Idriss Deby; Benin, Thomas Yayi Boni; y el ministro de Defensa de Camerún.

El mandatario nigeriano también se comprometió a contribuir con 100 millones de dólares al despliegue de las tropas, que necesitarán de 30 millones de euros solo para establecer su sede en Yamena, la capital de Chad.

El general nigeriano Tukur Buratai fue designado recientemente jefe de este ejército regional.

Aunque la decisión de crear este cuerpo especial fue tomada el año pasado, todavía no ha sido desplegada completamente por "dificultades logísticas", según fuentes militares nigerianas.

Buhari, recientemente investido presidente de Nigeria, ha hecho de la lucha contra Boko Haram una prioridad para su gobierno, que ha trasladado su Centro de Mando y Control para luchar contra el grupo yihadista desde Abuya a Maiduguri, capital del estado de Borno y una de las ciudades más afectadas por la insurgencia.

Con anterioridad a la constitución de la MJTF, desde el pasado febrero, una fuerza multinacional liderada por Nigeria y Chad se desplegó para combatir a los terroristas Boko Haram, que intensificaron su campaña de atentados con la vista puesta en las elecciones del pasado marzo.

El ejército regional logró desalojar a los yihadistas de más de 60 localidades en un intento por acabar con el terror del grupo en el noreste del país, que desde 2009 ha causado miles de muertos y casi dos millones de desplazados.