EFEWashington

El presidente estadounidense, Donald Trump, exigió hoy a Rusia "respuestas inequívocas" sobre quién estuvo detrás del ataque con un agente nervioso al ex doble espía Serguéi Skripal en el Reino Unido, tras conversar con la primera ministra británica, Theresa May.

"El presidente Trump acordó con la primera ministra May que el Gobierno de la Federación Rusa debe ofrecer respuestas inequívocas acerca de cómo esta arma química, desarrollada en Rusia, llegó a ser empleada en el Reino Unido", señaló la Casa Blanca en un comunicado.

"Los dos líderes acordaron la necesidad de consecuencias", agregó la nota, "para aquellos que usan estas atroces armas en flagrante violación de las normas internacionales".

Asimismo, Trump expresó su solidaridad con su "más estrecho aliado" y ofreció asistencia para la investigación.

Las agencias de seguridad británicas creen que Skripal, de 66 años, y su hija, de 33, ambos en estado crítico, fueron expuestos a un agente nervioso de naturaleza militar antes de caer inconscientes el pasado 4 de marzo en Salisbury, en el sur de Inglaterra.

Expertos del Ejército británico determinaron que la sustancia, de la que se han encontrado trazas en un restaurante y un pub de Salisbury, es del tipo "Novichok", fabricada por Rusia en el pasado y que podría tener capacidad de seguir produciendo.

Con base en eso, así como al historial de "asesinatos patrocinados" por Moscú y "la visión de Rusia sobre algunos desertores como blancos legítimos de asesinatos", Londres ha concluido que "es altamente probable" que el Kremlin esté detrás del ataque.