EFEUSAWashington

Elon Musk anunció hoy que el fabricante de automóviles eléctricos de lujo Tesla despedirá al 9 % de su plantilla para demostrar que puede ser rentable tras ser incapaz de conseguir beneficios en sus 15 años de historia.

Musk comunicó en una carta a los trabajadores de Tesla que ha empezado a informar al personal afectado tras "evaluar de forma crítica cada posición" y "valorando las capacidades específicas de cada individuo".

La medida supondrá la salida de unos 4.100 empleados de los 46.000 que tiene Tesla.

Los despidos no afectan a los operarios de planta que producen los vehículos.

El multimillonario fundador de la compañía también transmitió a sus empleados que Tesla no renovará el acuerdo que tiene con la firma Home Depot por el que alquila espacio en unos 800 establecimientos de esta empresa para vender sus productos de paneles solares domésticos.

Musk afirmó que ha tomado la decisión de recortar puestos de trabajo para no tener que hacerlo otra vez.

"Somos una pequeña compañía en uno de los sectores más duros y competitivos de la Tierra, en el que simplemente sobrevivir, no ya crecer, es una forma de victoria (Tesla y Ford son las únicas compañías de automóviles que no se han declarado en suspensión de pagos)", añadió Musk.

En mayo, Musk anunció una profunda reorganización de Tesla ante las dificultades económicas de la firma, incapaz de generar beneficios y de cumplir sus objetivos de producción con su último modelo, Model 3.

Tesla aumentó sus pérdidas un 97,5 % hasta 784,6 millones de dólares en el primer trimestre del año, pese a que sus ingresos aumentaron un 26,4 % y se situaron en 3.408,7 millones de dólares.

Musk ha negado que la empresa tenga problemas financieros, aunque los principales analistas del sector han señalado que el fabricante está consumiendo rápidamente sus reservas de capital y probablemente necesitará dinero a finales de este año o principios del próximo para mantenerse a flote.