EFEUSANueva York

El grupo automovilístico ítalo-estadounidense Fiat Chrysler subía este martes un 6,58 % en la Bolsa de Wall Street, impulsado por la confirmación del lunes de las negociaciones para fusionarse por el conglomerado francés Renault.

Hora y media después de la apertura de las operaciones a viva voz en Nueva York, Fiat Chrysler subía hasta 13,70 dólares, en la estela de lo sucedido en las bolsas francesa e italiana con los títulos de Fiat y Renault.

Si bien las acciones en los mercados europeos encadenaban dos jornadas de ganancias, la de hoy es la primera para las participaciones en Chrysler, puesto que ayer, festivo en Estados Unidos, los mercados no operaron.

Con respecto a la última semana, Chrysler ha subido un 2,27 % en Bolsa, en parte gracias a las informaciones sobre su fusión, aunque ha perdido un 37,21 % de su valor bursátil desde hace un año.

La operación podría dar lugar a la mayor alianza automovilística del mundo por ventas: 15,5 millones de vehículos al año si se incluye la aportación de las compañías japonesas Nissan y Mitsubishi, aliadas de Renault, y 8,7 millones, sin contarlas.

El Consejo de Administración de la automovilística gala decidió ayer lunes estudiar la propuesta de FCA, al considerar que "refuerza la huella industrial" del grupo francés y "genera valor adicional" para la alianza.

Renault no se ha marcado ningún plazo para examinar la propuesta de Fiat, pero fuentes del grupo dijeron a EFE que el consejo se pronunciará en unos diez días.

Por lo tanto, y por una cuestión de plazos legales, la operación no se podrá someter a la junta general de accionistas del próximo 12 de junio.

La eventual fusión -que se concretará a través de una sociedad holandesa- podría tardar, según el grupo francés, entre un año y 18 meses, ya que debe recibir el visto bueno de las autoridades de la competencia.

El consejero delegado de FCA, Mike Manley, ha indicado en una carta a los trabajadores, a la que ha tenido acceso EFE, que la operación podría requerir "más de un año".

La ítalo-estadounidense calcula que la fusión con Renault proporcionaría unas sinergias de más de 5.000 millones de euros anuales, importe que se sumaría al derivado de la alianza con Nissan y Mitsubishi.

El 90 % de las sinergias corresponderían a ahorros en las compras (cerca de un 40 %) y a una mayor eficiencia en I+D (un 30 %) y en la producción (20 %).

Los ingresos del grupo resultante se acercarían a 170.000 millones de euros y el beneficio neto superaría 8.000 millones, según FCA.

La empresa resultante -que cotizaría en las Bolsas de París, Milán y Nueva York- estaría participada al 50 % por los accionistas de FCA y de Renault, de acuerdo con la propuesta.

Por ello, y para mitigar la disparidad de valor en bolsa, los accionistas de FCA recibirían un dividendo de 2.500 millones de euros.