EFEUSAWashington

General Motors (GM), el Grupo Ford y Toyota anunciaron hoy la creación, junto con SAE International, del Consorcio para la Seguridad en Vehículos Automatizados (AVSC) para el desarrollo de la seguridad en automóviles sin conductor.

Los tres fabricantes y SAE International dijeron que utilizarán los conocimientos adquiridos por todos ellos "para establecer una serie de principios guía de la seguridad para vehículos automatizados que ayudarán al desarrollo de estándares".

El AVSC señaló en un comunicado en el que se anunció su creación que trabajará en el despliegue de vehículos autónomos de los niveles 4 y 5, que son los más avanzados en la automatización de la circulación y no requieren la actuación de los conductores.

SAE International, una asociación mundial de ingenieros, ha sido el grupo que ha definido los cinco niveles de la conducción automatizada.

El consorcio indicó que está abierto a que otros grupos se unan a AVSC en el futuro y que lo primero que harán es establecer "una hoja de ruta de prioridades" para desarrolladores, fabricantes e integradores de tecnologías de vehículos automatizados.

Randy Visintainer, director de tecnología de Ford, declaró que el objetivo del consorcio "es trabajar con el sector y socios gubernamentales para acelerar el desarrollo de estándares que puedan liderar la producción de normas".

Por su parte, John Capp, director de Seguridad Global de Vehículos de GM, dijo que están "impacientes para compartir" su experiencia en este consorcio y colaborar con otras compañías para que "materializar los verdaderos beneficios de esta tecnología".

En la actualidad, por las carreteras circulan vehículos incluidos entre los niveles 0 a 2, que cuentan con sistemas automatizados como los de frenado asistido o de mantenimiento en el carril, pero exigen que el conductor se encargue del volante, los frenos o la aceleración para operar de forma segura.

Edward Straub, director ejecutivo de AVSC, declaró que "ser capaz de avanzar el despliegue seguro de los niveles SAE 4 y 5 de vehículos automatizados representa otro capítulo apasionante en la materialización de la movilidad autónoma y los beneficios que proporcionarán a la gente en todo el mundo".

"Para conseguir estos beneficios, es fundamental la colaboración del sector, la cohesión y la flexibilidad para fusionar nuevas ideas con procesos de seguridad demostrados. Por eso estamos formando AVSC y anunciamos nuestra hoja de ruta", añadió Straub.

Kelly Kay, directora de seguridad de Toyota, explicó que "la colaboración del sector en áreas que son los cimientos de los sistemas automatizados de conducción y vehículos automatizados, como infraestructura y sistemas sociales, es un paso significativo para lograr el despliegue seguro de los vehículos autónomos".