EFEUSAWashington

GM Cruise, la unidad de General Motors (GM) que desarrolla vehículos autónomos, anunció hoy que un grupo de inversores ha aportado 1.150 millones de dólares lo que aumenta su valor a 19.000 millones de dólares.

Cuando GM adquirió Cruise en 2016, el valor de la compañía era de 1.000 millones de dólares.

GM Cruise dijo en un comunicado que la nueva inversión procede de "un grupo compuesto por inversores institucionales", así como de GM, Honda y SoftBank Vision Fund, que ya tienen fondos invertidos en la unidad.

El consejero delegado de GM Cruise, Dan Ammann, que hasta su nombramiento al frente de la unidad de vehículos autónomos en enero de 2019 era el presidente de General Motors, afirmó que la nueva tecnología necesita un fuerte esfuerzo inversor.

"El desarrollo y despliegue de forma masiva de los vehículos autónomos es el desafío de ingeniería de nuestra generación. Disponer de grandes recursos es una ventaja competitiva crítica", explicó Ammann.

En los pasados 12 meses, GM Cruise, que tiene su sede en San Francisco, ha conseguido 7.250 millones de dólares en inversiones.

En mayo del año pasado, la unidad de General Motors anunció la inversión de 2.250 millones de dólares de SoftBank Vision Fund, una iniciativa del conglomerado japonés SoftBank especializado en inversiones en avanzada tecnología.

En octubre, el fabricante japonés Honda informó de que invertiría 750 millones de dólares en GM Cruise como parte de una alianza con GM a la que destinaría 2.000 millones de dólares en 12 años para el desarrollo de vehículos autónomos.

GM Cruise ha anunciado que quiere lanzar su primer vehículo autónomo sin pedales ni volantes a finales de 2019, lo que supondría un golpe de efecto en una carrera tecnológica en la que compiten algunas de las más grandes compañías del mundo.

El Grupo Ford también está desarrollando su propio vehículo autónomo pero ha retrasado el lanzamiento de un automóvil sin pedales o volante para 2021.

Ford está en negociaciones con Volkswagen (VW) para compartir la carga del desarrollo de las tecnologías necesarias para los vehículos autónomos y así acelerar su lanzamiento comercial.

Además, Google, a través de su unidad Waymo, y Apple, Uber y Tesla, entre otros, están trabajando en el desarrollo de la tecnología que permita la comercialización de vehículos autónomos.