EFEHouston (EE.UU.)

El abridor novato venezolano Luis García mostró la clase y el control de todo un veterano y el bateador designado cubano Yordan Álvarez puso ofensiva encendida para que los Astros de Houston blanqueasen este viernes 5-0 a los Medias Rojas de Boston en el Sexto Partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana que ganaron por 4-2 al mejor de siete.

Los Astros avanzaron a la Serie Mundial por cuarta vez en su historia y la segunda vez en tres temporadas. Ganaron el campeonato en 2017, una corona manchada por el escándalo de robo de señales del equipo, antes de perder ante los Nacionales de Washington en siete partidos en 2019.

Bajo la dirección del veterano manejador Dusty Baker, de 72 años, los Astros abrirán la Serie Mundial el martes por la noche, ya sea en el Dodger Stadium ante los Dodgers o en casa contra los Bravos de Atlanta.

Los Bravos lideran a Los Ángeles 3-2 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional antes del Sexto Partido que se va a disputar mañana, sábado, por la noche.

García (1-1) lanzó bola sin hits en la sexta entrada, saliendo con una gran ovación con dos outs tras un triple del jardinero puertorriqueño Kiké Hernández.

La actuación de García, de apenas 24 años, fue impresionante y más después de la pobre actuación que había tenido en el Segundo Partido cuando cedió un grand slam en la primera entrada antes de irse sin "outs" en la segunda debido a una molestia en la rodilla derecha.

Su vuelta al montículo fue impresionante con un aplomo único de los grandes lanzadores que haría la diferencia a favor de los Astros al ceder solo un imparable dio una base por bolas y abanicó a siete bateadores rivales tras realizar 76 lanzamientos y 52 fueron a la zona del "strike".

Álvarez continuó con su racha encendida, un año después de tener que ver en casa las acciones mientras superaba una cirugía en ambas rodillas y los Astros estaban a un juego de llegar a la Serie Mundial en el duelo contra los Rays de Tampa Bay, que fueron los que al final las disputaron y perdieron frente a los Dodgers.

El bateador designado cubano slugging tuvo cuatro imparables, incluido un triple y dos dobles después que también había liderado una victoria en el Quinto Juego con tres imparables y tres carreras impulsadas.

El receptor puertorriqueño Martín Maldonado hizo la jugada defensiva del partido con una doble matanza y lanzamientos para finalizar el séptimo episodio con Houston arriba 2-0.

Será el segundo viaje de Baker al Clásico de Otoño como manejador y el primero desde que llevó a los Gigantes de San Francisco al banderín de la Liga Nacional en 2002.

Como jugador, Baker hizo tres viajes con los Dodgers y lo ganó todo en 1981.

El mejor tiro de Boston para anotar llegó en el séptimo. Tuvieron corredores en primera y tercera con un out tras un sencillo del jardinero mexicano estadounidense Alex Verdugo.

Pero el relevista Kendall Graveman ponchó al emergente Travis Shaw y Maldonado hizo un tiro perfecto al campocorto puertorriqueño Carlos Correa, quien cubría la segunda, para vencer a Verdugo allí y terminar la entrada.

Maldonado se golpeó el pecho con júbilo cuando Graveman y Correa bombearon sus puños en celebración ante los rugidos de más 42.718 espectadores que dieron todo su apoyo al equipo local de los Astros.

El jardinero Kyle Tucker lo abrió con un jonrón de tres carreras con dos outs en el octavo. Las cámaras de televisión iluminaron al dúo del Salón de la Fama de Houston formado por Craig Biggio y Jeff Bagwell, quienes se pararon juntos y vitorearon cuando Tucker corrió las bases.

El cerrardor Ryan Pressly se encargó de trabajar el noveno episodio para sacar los tres últimos "outs" de partido lo cerró en el noveno.

Los Medias Rojas, que lucían tan formidables en el plato al comienzo de la temporada, se vieron limitados este viernes a dos imparables en lo que fue su último partido de playoffs en el 2021.

El tercera base Alex Bregman conectó sencillo con dos outs en el primero antes de que el doble de Álvarez pusiera a los Astros arriba 1-0. Hernández estaba en posición de atrapar, pero se le escapó del brazo por debajo del guante y cayó para que fuese dado como bueno el imparable del toletero cubano.

Los triunfos consecutivos de Boston y sus atacantes hicieron que pareciera que los Medias Rojas tenían el control total de la serie después del tercer Partido, pero como demostró el vuelo largo de Álvarez, no tenían un control firme sobre las cosas.

Los Astros, animados por sus lanzadores jóvenes y redescubiertos la ofensiva, ganaron los siguientes dos partidos por un combinado de 18-3 para regresar a casa a una victoria de una Serie Mundial. Luego, sus estrellas en ascenso de 24 años, García y Álvarez, hicieron el resto.

Houston tuvo la oportunidad de aumentar la ventaja en el cuarto cuando Bregman conectó un sencillo y otro doble de Álvarez lo dejó en tercera sin outs. Pero se quedaron vacíos después de que el abridor Nathan Eovaldi (1-2) saliera del apuro, pero que al final le costó la derrota y la eliminación de Boston.