EFEUSAWashington

Al menos 50 candidatos demócratas al Congreso en las elecciones de noviembre aseguran que no respaldarán a la líder de su partido en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, para que se convierta en presidenta de la Cámara de Representantes si logran la mayoría, informó hoy la cadena NBC.

El país celebrará comicios legislativos en noviembre para renovar los 435 asientos de la Cámara Baja y un tercio de los 100 del Senado, en unas elecciones en las que los demócratas buscan arrebatar la ventaja a los republicanos y volver a tener el control de al menos una de las cámaras del Congreso.

De los 50 congresistas citados por NBC, nueve tienen ya un puesto en la Cámara Baja, entre ellos Tim Ryan (Ohio), uno de los candidatos que se enfrentó infructuosamente a Pelosi en 2016 para ocupar el liderazgo demócrata en ese hemiciclo.

Además de esos 50 aspirantes, otros 34 han evitado ofrecer su apoyo explícito a Pelosi diciendo que todavía es demasiado pronto para decidir.

Pelosi, de 78 años, se convirtió en la primera mujer en ser presidenta de la Cámara de Representantes en 2007, cargo que ocupó hasta 2011, cuando los demócratas perdieron su control.

Desde 2003 es la líder de los demócratas en esa cámara, puesto que ocupa hasta la fecha.

Sin embargo, la veterana congresista por California se ha erigido en los últimos tiempos como una figura divisiva dentro de su partido, y varios demócratas se han distanciado de ella en este ciclo electoral.

La candidata demócrata al Congreso que se ha opuesto más recientemente a Pelosi ha sido la aspirante por Michigan Rashida Tlaib , quien ganó su primaria esta semana y salvo sorpresa será la primera mujer musulmana en el Legislativo.

Pelosi es la persona que más tiempo ha ocupado el liderazgo de un partido en la Cámara Baja desde la década de los 50, y podría ser la primera en perder y recuperar la Presidencia desde entonces, si su partido vence en noviembre.

No obstante, pese al rechazo de un sector del partido, Pelosi aún mantiene el respaldo de un gran número de legisladores demócratas, se trata de una de las congresistas con más capacidad de recaudación de campaña y no tiene un heredero claro para ocupar su puesto.