EFE NewsMiami

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), José H. Gómez, expresó su esperanza de que Joe Biden, que juró este miércoles como presidente, logre "aliviar nuestras intensas divisiones políticas" y "curar las heridas causadas" por la covid-19.

"El llamado de Biden por una reconciliación nacional y la unidad es bienvenido a todos los niveles (...), es algo que se necesita urgentemente mientras enfrentamos el trauma" causado por la covid-19 y el "aislamiento social agravado por las intensas y largas divisiones" en el país, resaltó Gómez en un comunicado divulgado hoy en el que se incluye una fuerte crítica de la "injusticia" del aborto .

Biden es el segundo presidente católico en la Historia de EE.UU. El primero fue John F. Kennedy (1961-1963), asesinado en el ejercicio del cargo .

El también arzobispo de la ciudad de Los Ángeles recordó el compromiso de la Conferencia de Obispos de trabajar con Biden, su Administración y el nuevo Congreso, aunque, apuntó, "habrá áreas en las que estaremos de acuerdo" y otras en las que "tendremos desacuerdos de principios y una fuerte oposición".

Para los obispos de Estados Unidos, la "continua injusticia del aborto sigue siendo la prioridad preeminente", una realidad ante la cual "la Iglesia no puede quedarse en silencio", más teniendo en cuenta que "casi un millón de vidas por nacer son terminadas anualmente en nuestro país", dijo Gómez.

El arzobispo manifestó su disposición a iniciar un diálogo con la Administración Biden sobre los factores culturales y económicos que "motivan el aborto".

Si Biden, "con pleno respeto por la libertad religiosa de la Iglesia", participa en esta conversación, "sería de gran ayuda para restaurar el equilibrio civil", dijo.

El arzobispo calificó de "único" el hecho de trabajar con el mandatario demócrata, ya que se trata, dijo, de "nuestro primer presidente en 60 años que profesa la fe católica".

"En una época de creciente y agresivo secularismo en la cultura estadounidense (...) será refrescante interactuar con un presidente que comprende, profunda y personalmente, la importancia de la fe y las instituciones religiosas", resaltó el comunicado.

En ese contexto moral, se mostró preocupado por "ciertas políticas" aceptadas por Biden que "promoverían los males morales y amenazarían las vida y la dignidad humanas", como es el caso, en opinión del sacerdote, del aborto, la anticoncepción, y áreas del matrimonio y el género.

Así, apuntó, el compromiso de la Iglesia en aspectos como la sexualidad humana y la familia, su oposición a la pena de muerte o la búsqueda de un sistema de salud y economía que realmente sirvan a las personas, "están guiados por el gran mandamiento de Cristo de amar y solidarizarnos", especialmente con los más vulnerables.

El papa Francisco animó hoy a Biden a fomentar "la reconciliación y la paz" tanto en su país como en todo el mundo, en un mensaje de felicitación por la toma de posesión de su cargo.

"Pido a Dios, fuente de toda sabiduría y verdad, que guíe sus esfuerzos para fomentar el entendimiento, la reconciliación y la paz en Estados Unidos y entre las naciones del mundo a fin de promover el bien común universal", se indica en el mensaje, dirigido a la Casa Blanca.