EFEWashington

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este jueves que anunciará antes de finales de febrero a su nominada para sustituir en el Tribunal Supremo al juez progresista Steven Breyer y confirmó que será una mujer afroamericana.

Biden compareció ante la prensa junto a Breyer poco después de que el juez hiciese oficial su retiro, y confirmó que cumplirá con la promesa que hizo en la campaña electoral de 2020 de elegir a una mujer negra para la vacante de la máxima instancia judicial del país.

"Mi intención es anunciar mi decisión antes del final de febrero", manifestó el mandatario que compareció en la Casa Blanca junto a Breyer.

Biden dijo que aún no ha tomado ninguna decisión sobre quién nominará para el Tribunal Supremo, pero afirmó que será alguien con "extraordinarias cualificaciones", un gran "carácter", "experiencia" e "integridad", así como con la misma "decencia" que Breyer.

"Esa persona será la primer mujer afroamericana jamás nominada en Estados Unidos. Es algo que ya llega con retraso. Durante la campaña me comprometí a hacerlo y mantendré plenamente lo que dije que haría", afirmó el gobernante.

La aprobación de un nuevo juez depende del Senado, donde los demócratas tienen mayoría pero no pueden permitirse perder ni un voto.

Biden aseguró que consultará a miembros de los dos partidos, demócratas y republicanos, y que buscará el consejo de expertos legales, abogados y de la vicepresidenta, Kamala Harris, que fue fiscal general en California y trabajó en el comité judicial del Senado.

Aunque Biden evitó especular, algunos de los nombres que suenan con más fuerza son los de Leondra Kruger, actual jueza en el Tribunal Supremo de California, y Ketanji Brown Jackson, a quien ya consideró Barack Obama en 2016 para otra vacante en el Supremo y que trabajó como secretaria judicial para el propio Breyer.

En toda la historia de EE.UU., solo han vestido la toga de magistrado del Tribunal Supremo dos afroamericanos (Thurgood Marshall y Clarence Thomas) y cinco mujeres, entre las que se incluyen tres de sus miembros actuales: Sonia Sotomayor, Elena Kagan y Amy Coney Barrett.

El Tribunal Supremo de EE.UU. está compuesto actualmente por nueve jueces con cargos vitalicios: seis conservadores y tres progresistas, entre los que se incluye Breyer.

La nominada de Biden será de una línea ideológica similar a Breyer, por lo que no cambiará el equilibrio actual de la máxima corte, que no ha sido tan conservadora desde la década de 1930.