EFE NewsWashington

El expresidente y aspirante a la candidatura presidencial demócrata, Joe Biden, lidera las encuestas para las primarias de su partido en Iowa, que se celebrarán el próximo 3 de febrero, con un 20,7 % de la intención de voto, pero solo 0,4 puntos por encima del senador Bernie Sanders.

Así lo recoge hoy la media de sondeos que realiza la página especializada Real Clear Politics, que indica que el que fuera vicepresidente de la Administración de Barack Obama (2009-2017) recupera así el liderato en la carrera para ganar en los comicios de este estado, situado en noreste del país, después de que en diciembre algunas encuestas dieran como favorito ganador al alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg.

Precisamente este candidato sufre un gran descenso porcentual respecto al mes pasado, pues con un 18,7 %, con lo que quedó relegado a la tercera posición en estas encuestas, por detrás de Sanders (20,3 %).

Les siguen las senadoras Elizabeth Warren (16 %) y Amy Klobuchar (7 %), el empresario Andrew Yang (3,3 %), el millonario Tom Steyer (2,7 %) y la congresistas Tulsi Gabbard (1,7 %).

El senador Cory Booker, que este lunes se retiró de la carrera presidencial, amasaba un 3 por ciento de la intención de voto en Iowa.

Estos resultados contrastan con los sondeos nacionales, en los que, con altibajos, Biden ha mantenido su hegemonía desde el inicio del proceso electoral.

La media de Real Clear Politics para las últimas encuestas sobre las primarias demócratas a nivel nacional le otorga el liderazgo al ex vicepresidente, pues aglutina un 27,8 % de la intención de voto; seguido por Sanders (18,8 %) y Warren (16,8 %).

Muy lejos quedan ya Buttigieg, con un 7,8 % de la intención de voto, el empresario Michael Bloomberg (6,2 %) -que no se presenta a los comicios en Iowa-, Yang (3,8%), Klobuchar (3 %) y Steyer (2,2%).

Con los "caucus" de Iowa, que tendrán lugar el 3 de febrero, y las primarias de Nueva Hampshire, nueve días después, comienza el largo proceso electoral para los comicios que se celebrarán el 3 de noviembre.

Aunque en el bando demócrata todo está por decidirse, en el republicano el candidato claro es el actual presidente, Donald Trump, que aspira a estar otros 4 años en la Casa Blanca.