EFEUSAWashington

John Bolton, el exasesor de seguridad nacional del presidente, Donald Trump, criticó duramente la política exterior de su antiguo jefe y opinó que, si es reelegido en 2020, podría retirarse de la OTAN y otras instituciones multilaterales, informó hoy la cadena NBC News.

En un discurso en privado ante la firma de inversión Morgan Stanley la semana pasada, Bolton dijo además que la postura de Trump sobre Turquía podría estar guiada por intereses personales o de negocios, porque no se ajusta al consejo de ninguno de sus asesores, añadió NBC News, que cita a seis asistentes al acto en Miami.

Trump despidió hace dos meses a Bolton tras un largo periodo de desencuentros en temas clave como Venezuela o Corea del Norte, y el exasesor de seguridad nacional está ahora escribiendo un libro y sumido en un litigio para determinar si participará en la investigación previa a un juicio político contra el presidente.

Uno de los asistentes al acto privado le preguntó qué pasaría si Trump logra un segundo mandato, y Bolton respondió que el mandatario podría seguir todavía más sus instintos aislacionistas, hacer caso al consejo del senador republicano Rand Paul y retirarse de la OTAN y otras alianzas internacionales, de acuerdo con NBC News.

Aunque Trump se ha quejado desde que llegó al poder de que el país gasta demasiado en la OTAN y al comienzo de su mandato evitó reafirmar su compromiso con el principio de defensa mutua de los miembros, en el último año ha relajado su retórica y en diciembre asistirá a la cumbre de la Alianza Atlántica en Londres.

Tras hacer esa advertencia, sin embargo, Bolton opinó que también existe la posibilidad de que Trump opte por una vía distinta y se apoye más en el consejo de los asesores de su familia, su hija Ivanka y su yerno Jared.

En tono despectivo, Bolton opinó que la hija y el yerno de Trump están deseosos de demostrar a sus círculos sociales en Nueva York que tienen influencia en la Casa Blanca, y aventuró que serían capaces hasta de convencer al presidente de nominar a una figura progresista al Tribunal Supremo si tuviera la ocasión.

Bolton se ensañó especialmente en lo relativo a la política de Trump hacia Turquía, al insinuar que su política hacia ese país está orientada por intereses personales del exmagnate inmobiliario, cuya organización empresarial tiene una propiedad en Estambul.

También tachó de poco razonable la objeción de Trump a imponer sanciones a Turquía después de que Ankara decidiera comprar el sistema antimisiles de fabricación rusa S-400, incompatible con la OTAN.

Esas declaraciones salen a la luz un día antes de que Trump reciba en la Casa Blanca al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tras la polémica generada por la invasión del noreste de Siria por parte de Ankara y la retirada de las tropas estadounidenses de la zona.