EFEUSAToronto (Canadá)

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, confirmó hoy que Canadá ha concedido asilo a la joven saudí Rahaf Mohammed Al Qunun, huida hace casi una semana a Bangkok tras escapar de su familia y apostatar del islam.

Trudeau dijo hoy durante una comparecencia pública que Canadá ha aceptado la solicitud del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y ha concedido asilo a la joven de 18 años de edad.

Las autoridades tailandesas ya habían anunciado con anterioridad que Al Qunun había embarcado hoy en Bangkok en un avión con destino a Corea del Sur, donde haría escala de camino a Canadá.

Trudeau afirmó en la localidad canadiense de Regina, en el centro del país, que su Gobierno ha "aceptado la solicitud de la ONU para concederle asilo" a la joven.

Inicialmente Al Qunun indicó que quería viajar a Australia y pedir asilo en ese país, tras afirmar que había apostatado del islam y que temía que su familia "la matara" por ello.

Al Qunun viajó inicialmente a Kuwait, donde las mujeres no necesitan autorización de sus "guardianes masculinos" para viajar, como sí ocurre en Arabia Saudí, y el pasado sábado se desplazó a Tailandia.

La joven iba a ser deportada a Arabia Saudí por las autoridades tailandesas pero Al Qunun se encerró en la habitación de su hotel en el aeropuerto tailandés de Suvarnabhumi y se negó a salir hasta que ACNUR la tomó bajo su protección.