EFEUSAToronto (Canadá)

El Gobierno de Canadá ofreció hoy un tibio apoyo a Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia y dijo que es partidario de "una solución institucional que permitirá que una administración temporal" prepare nuevas elecciones.

Sin mencionar por nombre a Áñez, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá señaló a Efe que la llegada a la Presidencia de Bolivia de la senadora opositora tras la dimisión de Evo Morales es una medida constitucional.

"De acuerdo a la Constitución, en ausencia del presidente y del primer vicepresidente del Congreso, el segundo vicepresidente del Senado sería el primero en asumir el papel interino hasta que se celebren nuevas elecciones", señaló John Babcock, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá.

Babcock añadió que "Canadá está vigilando la situación en Bolivia de forma estrecha" y que "es fundamental que todos los actores políticos y sociales ejerzan moderación en estos turbulentos momentos".

Canadá, que el pasado 29 de octubre rechazó los resultados de las elecciones presidenciales de las que fue proclamado vencedor Evo Morales, ha evitado reconocer de forma expresa a Áñez como la presidenta interina de Bolivia, a diferencia de Estados Unidos.

Washington reconoció a Áñez el martes y apoyó la salida del poder de Morales.

El embajador estadounidense ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, señaló el 12 de noviembre que era "ridículo" que se hable de golpe de Estado en Bolivia y añadió que la "amenaza para la democracia" era Morales.

Áñez, una abogada de 52 años, fue avalada como presidenta interina de Bolivia por el Tribunal Constitucional del país, que reconoció que su nombramiento se ajusta a la Constitución boliviana promulgada por Morales en 2009.

Pero algunos Gobiernos de la región, como México, Uruguay, Cuba, Venezuela y Argentina, han optado por negar el reconocimiento a Áñez como presidenta interina.

Babcock recordó que Canadá ha apoyado la misión de investigación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Bolivia, que determinó que hubo serias irregularidades en las elecciones del 20 de octubre, y que Ottawa ha respaldado la convocatoria de nuevas elecciones en el país.

"Los bolivianos se merecen que sus voces se oigan y sus derechos democráticos sean respetados y es fundamental que se celebren lo antes posible elecciones libres y democráticas. Canadá está lista para apoyar esos esfuerzos", explicó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá.

Mientras tanto, Canadá está recomendando a sus ciudadanos que eviten viajar a Bolivia excepto en caso de necesidad "debido a la incertidumbre política, las protestas nacionales, los bloqueos de carreteras y los disturbios civiles".