EFEUSAToronto (Canadá)

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, exoneró hoy a un jefe indígena que fue condenado por traición en 1885, al mismo tiempo que formalmente solicitó perdón por las acciones de las autoridades canadienses.

Trudeau emitió la exoneración del jefe Poundmaker, del pueblo cree, en una ceremonia celebrada ante centenares de indígenas en el centro de Canadá, en la región de las Praderas, en el mismo lugar en el que hace 134 años el ejército atacó a la tribu y donde hoy está enterrado el líder indígena.

"Estoy aquí hoy en nombre del Gobierno de Canadá para confirmar sin reservas que el jefe Poundmaker está totalmente exonerado de cualquier delito o fechoría", declaró Trudeau.

"También me gustaría ofrecer a todos los miembros de la nación cree de Poundmaker, del pasado y del presente, una disculpa por las injusticias históricas, penurias y opresión sufridas por el jefe Poundmaker y su comunidad en nombre del Gobierno de Canadá y todos los canadienses", añadió el primer ministro canadiense.

Poundmaker fue uno de los líderes indígenas que firmó acuerdos con las fuerzas coloniales británicas en 1876 que abrió la colonización de la parte central de lo que hoy es Canadá.

Pero las autoridades del país incumplieron los acuerdos firmados con las tribus indígenas para acelerar la colonización del oeste de Canadá y en 1885 los cree fueron atacados por fuerzas militares.

Poundmaker intentó negociar un acuerdo de paz con las fuerzas canadienses pero fue detenido el 26 de mayo de 1885 y condenado por traición a tres años de prisión por instigar una rebelión indígena a pesar de que no participó en la revuelta e intentó mediar entre los dos bandos.

El líder indígena fue liberado antes de que cumpliese su condena pero murió en 1886 de una enfermedad pulmonar contraída en prisión.

"Hoy, nuestro Gobierno reconoce que el jefe Poundmaker fue un pacificador que nunca dejó de luchar por la paz. Un líder que, en repetidas ocasiones, intentó prevenir la pérdida de vidas en el creciente conflicto en las praderas", dijo Trudeau.

La exoneración de Poundmaker y la disculpa de las autoridades canadienses por las injusticias cometidas ha sido una reivindicación desde hace décadas de las comunidades indígenas del centro de Canadá.