EFE NewsNueva York

Varios lugares emblemáticos de Nueva York se iluminarán este sábado de azul para rendir tributo a la jueza del Tribunal Supremo, Ruth Bader Ginsburg, en su color favorito, informó el gobernador Andrew Cuomo.

La magistrada neoyorquina murió este viernes a los 87 años por "complicaciones" en el cáncer de páncreas que sufría, lo que a desatado una ola de reacciones en las que se elogia su trabajo en defensa de la equidad de género y los derechos civiles.

Su muerte también impactará la campaña electoral de cara a los comicios del 3 de noviembre en lo que ya se vislumbra será una ardua batalla entre demócratas y republicanos por la vacante en el más alto foro judicial del país.

Entre los icónicos edificios o estructuras que rendirán tributo hoy a la jueza figuran el One Trade Center, la centenaria estación del metro de Grand Central, el aeropuerto internacional de Albany, el puente Kosciuuszko, la sede del Departamento de Educación del estado o el edificio Carl McCall de la Universidad pública de Nueva York, entre otros.

"Mientras lamentamos la pérdida de uno de los juristas más destacados e inspiradores de Estados Unidos, Nueva York se tomará un momento para celebrar su extraordinario legado y sus contribuciones, que rompen precedentes a la equidad de género, los derechos civiles y la jurisprudencia", indicó Cuomo en un comunicado.

"Los neoyorquinos de todos los ámbitos deberían reflexionar sobre la vida de la jueza Ginsburg y recordar todo lo que hizo por nuestra nación mientras contemplamos estos monumentos bellamente iluminados esta noche", señaló el gobernador.

Cuomo anunció además que Nueva York erigirá un monumento para rendir tributo a la jueza en su natal Brooklyn y que una comisión que designará en los próximos días se encargará de ese proyecto.