EFEWashington

EE.UU. anunció este viernes la apertura de una línea de denuncias para apoyar el combate a la corrupción en El Salvador, Guatemala y Honduras, considerado un componente clave del trabajo lanzado por la vicepresidenta, Kamala Harris, para tratar con las causas fundamentales de la migración.

En un comunicado, el Departamento de Justicia instó "a las agencias de ley y orden en la región, así como a cualquiera con información relacionada a crímenes de corrupción" a contactar al grupo de trabajo a través de la dirección de correo electrónico: combatiendocorrupcion@fbi.gov

Por su parte, Kenneth A. Polite Jr., sub-Procurador General de la División Criminal del Departamento de Justicia, indicó que esta línea permitirá recopilar denuncias de "cualquier persona con información sobre actores corruptos en El Salvador, Guatemala y Honduras".

También, agregó, sobre "quienes hayan violado las leyes de EEUU o quienes hayan movido el capital producto del crimen en o a través de los EEUU".

Una vez recibidas, los funcionarios estadounidense tratarán de determinar si la denuncia indica un posible nexo jurisdiccional con los Estados Unidos -incluyendo el uso del sistema financiero de los Estados Unidos- y así investigar, procesar criminalmente o incautar y devolver los "bienes robados" al pueblo de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Polite citó a la vicepresidenta Harris, quien visitó Guatemala a comienzos de año, al destacar que "la corrupción y la impunidad en la región debilitan la democracia, incentivan la migración, y representan una amenaza a la seguridad nacional toda vez que sostienen las organizaciones criminales y los crímenes transnacionales".

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha encargado a su vicepresidenta liderar los esfuerzos de EEUU para combatir la corrupción e impulsar programas de desarrollo en los países del Triángulo Norte, como se conocen a estros tres países centroamericanos, como parte de su estrategia para frenar la inmigración irregular.