EFEWashington

Estados Unidos mostró este sábado su decepción con Irán en la séptima ronda de negociaciones sobre el restablecimiento del acuerdo nuclear de 2015, a la vez que advirtió que no permitirá que Teherán ralentice el diálogo mientras avanza en su programa nuclear.

Así lo indicó en rueda de prensa telefónica un funcionario estadounidense, quien pidió el anonimato, al comentar el resultado de los encuentros que tienen lugar en Viena (Austria).

"No podemos aceptar una situación en la que Irán acelera su programa nuclear y frena su diplomacia", señaló esta fuente.

El funcionario advirtió a Teherán que "si opta por acelerar su programa nuclear, como parece que han hecho, entonces queda menos tiempo para resucitar el acuerdo", conocido por sus siglas en inglés JCPOA.

Asimismo, remarcó que el resto de la comunidad internacional "cada vez es más consciente del hecho de que Irán está tomando una posición incoherente" como su supuesto objetivo "declarado" de volver al pacto.

La reacción de Estados Unidos, que participó de forma indirecta en la séptima ronda de negociación, coincide con la expresada por fuentes diplomáticas de los tres países europeos que forman parte del diálogo: Alemania, Francia y el Reino Unido.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) anunció el miércoles que Irán ha intensificado su programa nuclear produciendo más uranio enriquecido con equipos más modernos en una planta subterránea, violando los términos establecidos por el acuerdo nuclear.

El Gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump se retiró en 2018 de forma unilateral el pacto firmado entre Irán y Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania, y el propio Estados Unidos, y reimpuso sanciones contra Teherán.

Tras un año de "paciencia estratégica", Irán respondió con la producción de más uranio y de más pureza de lo permitido en 2019, y este año alcanzó un nivel del 60 %, más cerca del límite necesario para una bomba atómica (90 %).

Después de la llegada a la Casa Blanca en enero de Joe Biden, comenzaron nuevas negociaciones entre Irán y las seis grandes potencias firmantes, y los equipos de esos países volverán a reunirse la semana que viene en Viena.