EFEWashington

El FBI emitió este lunes una orden de búsqueda y captura contra el español Alejandro Cao de Benós al que acusa de conspirar junto a un ciudadano estadounidense para ayudar a Corea del Norte a evadir algunas de las sanciones económicas impuestas por EE.UU.

Cao de Benós, fundador de la organización "Amigos de Corea" y defensor del régimen de Kim Jong-un, habría reclutado a un "experto en criptomonedas" para proporcionar servicios al Gobierno norcoreano durante una conferencia sobre tecnología en Pionyang que organizó él mismo en 2018, asegura FBI.

El Buró Federal de Investigaciones detalla que el español facilitó el viaje del experto estadounidense Virgil Griffith al país asiático para asistir a la conferencia, y que organizó un segundo evento sobre el tema en 2020.

Griffith, un antiguo desarrollador de la criptomoneda Ethereum, que se declaró culpable el año pasado de conspirar para ayudar a Corea del Norte a evadir sanciones y fue condenado en EE.UU. a más de cinco años de cárcel y una multa de 100.000 dólares.

El FBI acusa a Cao de Benós de tomar "medidas para ocultar a las autoridades estadounidenses estas actividades".

Cao de Benós publicó este lunes un mensaje en su cuenta de Twitter en el que asegura no saber por qué se le busca.

"No sé por qué hoy todo el mundo me busca. Estoy en Jerusalén, al lado del Gólgota comiéndome un durum de falafel", escribió.

El español habría contado, además, con la ayuda de un ciudadano británico, Christopher Douglas Emms, quien fue imputado junto a Cao de Benós en abril pasado por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York por "conspirar" junto a Griffith para "suministrar ilegalmente criptomonedas y servicios con tecnología de cadena de bloques" a Pionyang.

El Tribunal Federal de Primera Instancia del Distrito Sur de Nueva York emitió una orden federal de captura a finales de enero contra Cao de Benós por supuestamente conspirar para infringir la Ley de Facultades Económicas en Casos de Emergencias Internacionales (IEEPA, en inglés), que permite EE.UU. establecer sanciones económicas contra países que "supongan una amenaza".

Cao de Benós, de 47 años y que ejerce como representante no oficial de Corea del Norte en España, se enfrenta a un máximo de 20 años de prisión en EE.UU. por los delitos de los que está acusado, al igual que Emms.

El español, que tiene un origen aristocrático, ha tenido previamente problemas la justicia de su propio país al estar implicado en una trama de tráfico de armas que fue desarticulada hace seis años.