EFEWashington

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, defendió este jueves la investigación del Departamento de Justicia estadounidense del "intolerable asalto" al Capitolio del pasado 6 de enero, en el que murieron cinco personas, después de que legisladores republicanos hayan criticado esas pesquisas.

En una audiencia ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU., Garland aseguró que tiene una "gran confianza" en los fiscales federales encargados y quienes, a su juicio, "están haciendo exactamente lo que se espera que hagan" en una de las investigaciones "más complejas y grandes" de la historia del país.

"La violencia que presenciamos ese día fue un asalto intolerable, no solo al Capitolio y al valiente personal policial que buscaba protegerlo, sino también a un elemento fundamental de nuestra democracia: el traspaso pacífico del poder", señaló Garland en su primera audiencia ante ese comité.

De acuerdo a su testimonio, el Departamento de Justicia está llevando a cabo un "esfuerzo extraordinario" para que los implicados en ese evento rindan cuentas ante la justicia estadounidense.

El asalto al Capitolio, que se saldó con 5 muertos y 140 agentes del orden agredidos, tuvo como objetivo impedir que el Congreso ratificara la victoria de Biden en las elecciones de noviembre, como resultado de las alegaciones sin pruebas del expresidente Donald Trump (2017-2021) de que hubo fraude en los comicios.

Garland dijo que hasta ahora unas 650 personas han sido imputadas por cargos relacionados con el asalto de enero, incluidas 165 personas acusadas de delitos de agresión a la autoridad.

El fiscal general hizo esta defensa de la investigación del departamento que lidera después de que varios legisladores republicanos, como Louie Gohmert, representante por Texas, criticasen las maneras de proceder del poder judicial estadounidense.

En su turno, Gohmert preguntó a Garland si alguno de los acusados ha sido imputado por cargos de "insurrección", un término "ampliamente usado por los demócratas" para referirse al asalto del pasado 6 de enero.

"No", respondió Garland, sin añadir más detalles.

Algunos de los cargos presentados hasta ahora contra los acusados son: entrar o permanecer premeditadamente y sin autorización en terrenos restringidos; entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio; y robo de propiedad o registros públicos.