EFE NewsLos Ángeles

El gobernador de California, Gavin Newsom, propuso este martes asignar 12.000 millones de dólares en nuevos fondos para que más desamparados en el estado tengan acceso a un techo y para acabar con la "falta de vivienda de las familias" dentro de cinco años.

El demócrata, que enfrenta un proceso de destitución que será llevado a votación, explicó en una conferencia de prensa en San Diego que es hora de "resolver la falta de vivienda de una vez por todas" en el Estado Dorado.

California ha venido arrastrando por años con los altos costos de vivienda y el número de personas que viven en la calle ha ido aumentando sin que las medidas tomadas por autoridades locales y estatales hayan podido detener el problema.

Actualmente el Estado Dorado tiene aproximadamente 161.000 personas sin un techo.

La inversión de 12.000 millones de dólares proporcionará viviendas a 65.000 personas, estabilidad habitacional a más de 300.000 personas y creará 46.000 nuevas unidades habitacionales, según detalló el gobernador.

La buena experiencia con el programa Homekey, que proporcionó refugio a 36.000 californianos y creó 6.000 unidades de vivienda asequible en medio de la pandemia de coronavirus, está sirviendo de ejemplo para que la administración del demócrata proponga la millonaria inversión.

La nueva propuesta de Newsom incluye 8.750 millones para expandir "Homekey" y convertir los edificios existentes en nuevas unidades de vivienda.

El gobernador detalló que, como parte del esfuerzo, el dinero podría usarse para reutilizar edificios de oficinas para viviendas.

El plan de Newsom se enfocaría en aquellos con "las necesidades más agudas", destinando al menos 28.000 nuevas camas y colocaciones de vivienda para desamparados con condiciones de salud y familias en riesgo de quedarse en la calle.

"De hecho, quiero hacer algo. No quiero hablar de esto en una década", insistió el demócrata, que enfrenta un proceso de destitución aupado por los republicanos tras las críticas a su gestión en la pandemia de coronavirus, entre otros.

Este lunes Newsom anunció un ambicioso plan económico para lograr la mayor devolución de impuestos estatales en la historia de Estados Unidos con la que dos de cada tres contribuyentes californianos recibirían cheques de 1.100.

Los planes de inversión del gobernador necesitan la aprobación de la Legislatura estatal.