EFE NewsNueva York

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, reiteró su advertencia a los funcionarios de la ciudad de Nueva York paran que inicien el proceso de reforma a la policía, en respuesta al drástico aumento de la criminalidad que afecta a la urbe.

Cuomo indicó que los tiroteos con víctimas han ido al alza y recordó que firmó una orden ejecutiva el pasado agosto para reformar los cuerpos policiacos, plan que cada localidad del estado debe adoptar antes del 1 de abril de 2021 tras escuchar la opinión de todos los sectores de la sociedad.

Destacó que es inaceptable que la ciudad de Nueva York no haya comenzado ese proceso, a diferencia de muchos municipios del estado. "Cada neoyorquino puede decir que el problema de la criminalidad se pone peor", argumentó durante una conferencia de prensa, según medios locales.

"Den un paso adelante y lideren, 146 jurisdicciones lo están haciendo. ¿Por qué no puede hacerlo la ciudad?, cuestionó.

Urgió al alcalde Bill de Blasio; al presidente del Concejo, Corey Johnson; al fiscal de cuentas, Scott Stringer, y a la defensora del pueblo, Jumaane Williams, a encabezar los cambios en la policía.

La orden ejecutiva surgió luego de las multitudinarias protestas que hubo a través del país, incluido el estado de Nueva York, luego de la muerte en mayo del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis, Minnesota, en las que se reclamaron cambios a los departamentos de policía.

"Si ninguno de ellos quiere liderarlo (el proceso para las reformas) encontraré a alguien que lo dirija. Simplemente díganme que no quieren hacerlo o no pueden hacerlo, pero esto es totalmente inaceptable en nombre de todos los que viven en la ciudad de Nueva York", advirtió Cuomo.

Aseguró que la ola criminal no va a mejorar por sí sola. La ciudad - agregó- tiene un presupuesto de 10.000 millones de dólares para la seguridad pública. "Tienes 35.000 personas (en el departamento). ¿Cómo quieres reinventar y reimaginar eso? No todas las necesidades de seguridad pública se responden con una arma. Se necesita liderazgo para que esto suceda", afirmó.