EFEUSAWashington

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, y su homólogo emiratí, el jeque Tahnún bin Zayed al Nahyan, anunciaron hoy la entrada en vigor de llamado Acuerdo de Cooperación Militar para reforzar la coordinación castrense entre ambos países.

La Casa Blanca informó en un comunicado que el pacto servirá para "potenciar aún más una colaboración militar, política y económica ya robusta en un momento crítico".

"Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos (EAU) comparten un interés profundo en promover la prosperidad y la estabilidad en la región", agregó la nota.

El acuerdo, siguió la Casa Blanca, "fomentará una colaboración más estrecha en asuntos de defensa y seguridad y apoya los esfuerzos de ambas naciones para mantener la seguridad en la región del Golfo".

Según un informe reciente del Servicio de Investigación del Congreso, el acuerdo tiene una duración de quince años y establece el estacionamiento de unos 5.000 militares estadounidenses en varios puntos de EAU, como el puerto de Yebel Ali, entre Dubái y Abu Dabi; la base aérea de Al Zafra y las instalaciones navales de Fuyaira.

Dicho informe recuerda que las fuerzas estadounidenses destacadas en EAU apoyan operaciones en Afganistán y contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), además de ser disuasorias frente a Irán.

El pacto entre Washington y Abu Dabi también comprende el estacionamiento de aviones de combate estadounidenses en el país árabe, así como el entrenamiento de fuerzas emiratíes y maniobras militares conjuntas.

A nivel regional, el arreglo contempla "facilitar la transferencia" de armas por parte de EE.UU. a los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), la rica alianza petrolera suní integrada por Arabia Saudí, EAU,Cater, Baréin, Kuwait y Omán; un aumento de la cooperación en la lucha antiterrorista y ejercicios castrenses conjuntos.

Bolton llegó este martes a EAU para tratar asuntos de seguridad del golfo Pérsico, en plena escalada de tensión con Irán.

El asesor adelantó en su cuenta de Twitter que este miércoles tenía previsto mantener reuniones con las autoridades emiratíes "para discutir asuntos de seguridad regional importantes y oportunos".

La visita de Bolton se produce en vísperas de la cumbre extraordinaria que va a celebrar el CCG en la ciudad saudí de La Meca el jueves y que abordará las tensiones con Irán.

En las últimas semanas, se ha producido un sabotaje a cuatro petroleros en un puerto emiratí y un ataque a un oleoducto saudí, lo que ha disparado la tensión entre los países árabes del Golfo e Irán.

El pasado 6 de mayo, el Pentágono ordenó el envío del portaaviones USS Abraham Lincoln y su flota de combate a la región y de cuatro aeronaves B-52 -con capacidad nuclear- a la base de Al Udeid, en Catar.

A este primer despliegue le siguió el envío de un buque de los marines y de una batería de misiles Patriot para reforzar al contingente estadounidense en la zona.

Finalmente, el pasado viernes, el Departamento de Defensa anunció la movilización de unos 1.500 militares, que se unirían al Mando Central de las Fuerzas Armadas (CentCom), que son las que operan en esta región.