EFE NewsNaciones Unidas

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, recordó hoy a Estados Unidos, durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, que su país se construyó gracias a oleadas de migrantes y refugiados, en referencia al trato recibido por cientos de haitianos que intentaban entrar en territorio estadounidense..

"Creemos que muchos países que hoy son prósperos se han construido a través de sucesivas oleadas de migrantes y refugiados", dijo Henry en un mensaje pregrabado en relación a las imágenes que trascendieron de la policía fronteriza estadounidense acosando a caballo a refugiados haitianos que pretendían entrar en Estados Unidos a través de la frontera terrestre con México.

"En los últimos días, las imágenes de cómo han sido tratados muchos de mis compatriotas en la frontera entre México y Estados Unidos ha conmocionado a mucha gente", subrayó el ministro.

Sin embargo, apuntó que en ningún momento pretende cuestionar el derecho de un estado soberano a controlar la entrada de extranjeros "que ingresan ilegalmente" a su territorio o de devolverlos a su país de origen.

Haití aseguró este jueves que Estados Unidos ha deportado a 1.314 migrantes de su país que se encontraban en la frontera de esta última nación con México.

Henry, cuyo país está sumido en varias crisis económicas, políticas, naturales y de seguridad superpuestas, subrayó que el tema de los migrantes debe recordar a todos "que los seres humanos, los padres y las madres que tienen hijos siempre van a huir de la pobreza y de los conflictos".

"La migración continuará mientras en nuestro planeta haya áreas ricas mientras la mayoría de la población mundial vive en la pobreza, incluso en la pobreza extrema, sin perspectivas de una vida mejor", agregó.

En su discurso, pidió ayuda a la comunidad internacional y propuso que esta trabaje para fortalecer las condiciones de vida en los países de origen de los refugiados políticos o económicos y que aborde las "causas fundamentales del desplazamiento humano".