EFELos Ángeles

Defensores del voto latino y de las minorías presentaron una demanda contra los nuevos mapas de circunscripciones de votantes de Texas bajo el argumento de que el esfuerzo republicano disminuye las voces de los hispanos y no refleja el cambio demográfico del estado, dijeron activistas este martes.

En una conferencia de prensa encabezada por Eric Holder , exfiscal general de Estados Unidos, los defensores del voto explicaron que los nuevos mapas “diluyen” el poder de voto de las comunidades de color en violación de la sección 2 de la Ley de Derechos Electorales.

La querella legal fue presentada pocas horas después de que el gobernador de Texas, Greg Abbott, firmara el lunes el mapa de votación que allana el camino para que el Partido Republicano asegure su poderío en el estado pese a que los votantes de color, más inclinados a votar por los demócratas, encabezan el crecimiento del estado.

MÁS VOTANTES LATINOS

Texas agregó cuatro millones de nuevos residentes desde 2010. El 95 % de este crecimiento se atribuye a las personas de color, la mayoría latinos (dos millones).

Gracias a estos nuevos residentes Texas agregó dos nuevos puestos en la Cámara de Representantes, pasando de 36 a 38 escaños. Sin embargo, los republicanos optaron por dar a los votantes blancos el control efectivo de los dos nuevos puestos, que se dibujaron en las áreas de Houston y Austin.

“El gobernador Abbott y los republicanos están evadiendo una pelea electoral justa”, valoró Holder en la conferencia de prensa.

Añadió que el gobernador está haciendo todo lo posible para evitar que en las elecciones de 2022 se refleje adecuadamente el significativo crecimiento demográfico de Texas durante la última década.

La demanda, presentada por más de 12 votantes y la organización Voto Latino, exige al Tribunal federal del Distrito Oeste de Texas que no se permita ninguna elección bajo estos nuevos mapas, explicó Marc Elias, fundador de Democracy Docket.

REPRIMIR EL VOTO LATINO

La directora ejecutiva de Voto Latino, María Teresa Kumar, señaló que "las nuevas líneas de redistribución de distritos son una prueba más de que los republicanos de Texas creen que pueden actuar con impunidad en su cruzada para reprimir el voto".

Por su parte los republicanos de Texas han defendido los nuevos mapas diciendo que no se tuvo en cuenta la raza para su diseño.

La senadora estatal republicana Joan Huffman, autora de los nuevos mapas, defendió su legalidad argumentando que estos fueron examinados por un equipo legal y que no se encontraron violaciones a la Ley de Derechos Electorales.

Holder hizo un llamado para que el Congreso de Estados Unidos reconozca las amenazas que se están sembrando en todo el país, y urgió la aprobación de la Ley de Promoción de los Derechos Electorales John Lewis y la Ley de Libertad de Voto, que prohibirían la redistribución partidista de mapas electorales.

Kumar resaltó que el voto latino y de las minorías enfrenta retos en otros estados como Georgia, por lo que es urgente que se fortalezcan las protecciones para los votantes de color en todo el país.