EFEUSANaciones Unidas

El Consejo de Seguridad de la ONU alabó este viernes los avances en el proceso de paz en Colombia aunque mostró su "gran preocupación" por el asesinato de excombatientes de las FARC-EP y líderes sociales, en una sesión en la que participó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo.

"Mientras los esfuerzos del Gobierno para avanzar hacia la reintegración de los antiguos miembros de las FARC-EP han empezado a mostrar resultados concretos, la seguridad en las áreas afectadas por el conflicto sigue siendo motivo de una gran preocupación", dijo ante el máximo órgano de Naciones Unidas el representante de la ONU para Colombia, Carlos Ruiz Massieu.

Ruiz Massieu subrayó que 127 excombatientes han sido asesinados desde la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla en 2016, una cifra que algunas ONG elevan a 140.

Además, mostró "su grave preocupación" por la situación de los líderes sociales y defensores de los derechos humanos, en referencia a que según la Defensoría del Pueblo de Colombia, 462 líderes sociales fueron asesinados desde el 1 de enero de 2016 al 28 de febrero de este año.

El canciller reafirmó su rechazo a estas muertes violentas y resaltó que el presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, "ha ordenado la adopción de medidas para reforzar la seguridad de los excombatientes, que apuntan a garantizar de manera integral su protección".

Con la proximidad de las elecciones locales, previstas para el próximo octubre, el canciller recordó en declaraciones a los medios que se tomarán medidas especiales para proteger a los candidatos del partido FARC, más allá de las que también se desplegarán para la protección del resto de candidatos.

Ruiz Massieu alabó en su intervención estas medidas y llamó la atención sobre la importancia de "realizar todos los esfuerzos" posibles para que las elecciones locales se desarrollen de manera pacífica.

En una reunión en la que la anécdota fue la alabanza casi unánime por parte de los miembros del Consejo de Seguridad del cultivo del tomate de árbol en los proyectos de reinserción de los excombatientes, Holmes destacó los esfuerzos dedicados a este tipo de iniciativas.

Según el canciller, 2.181 antiguos combatientes se están beneficiando de este tipo de proyectos.

Los datos oficiales apuntan a que más de 10.500 exguerrilleros participan en el proceso de paz, de los cuales 3.000 viven en las zonas denominadas Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), creadas tras la firma del acuerdo de paz.

En sentido, Holmes subrayó que no se había registrado ninguna muerte en los ETCR.

"El mayor desafío en este ámbito lo constituye la situación de seguridad de los excombatientes que continúan con su proceso de reincorporación fuera de los ETCR, quienes están dispersos por el territorio nacional, muchos de ellos en zonas en las que la presencia de distintas economías criminales estimula la actividad de grupos armados organizados ilegales", apuntó el canciller.

En su intervención y en posteriores declaraciones a los medios, arremetió contra el antiguo dirigente de las FARC Jesús Santrich, que el 11 de junio pasado asumió un escaño en la Cámara de Representantes por el partido FARC, y que dejó plantados a los escoltas de su esquema de seguridad el pasado 29 de junio y desde entonces se desconoce su paradero.

"Deploramos (...) que evada la justicia, eluda sus obligaciones con las víctimas, y se aproveche de la buena fe de todos los colombianos", dijo Holmes a este respecto, aunque destacó que "la inmensa mayoría de excombatientes está cumpliendo con lo acordado y continúa optimista sobre su futuro en la vida civil".

Un punto en el que también coincidió con el relato del Consejo de Seguridad, donde el representante del secretario general que afirmó que "la gran mayoría de los antiguos integrantes de las FARC-EP, así como los líderes del partido FARC, continúan fuertemente comprometidos con el proceso de paz" a pesar "de algunos ejemplos contrarios".

La reunión ordinaria de hoy del Consejo de Seguridad sobre Colombia es la primera que se realiza después de la reciente visita de los miembros de este órgano de la ONU al país latinoamericano entre el 11 y el 14 de julio; lo que constituye el primer viaje del Consejo a Colombia desde la llegada de Duque a la presidencia.