EFE NewsWashington

El legislador demócrata Eric Swalwell, que fue uno de los "fiscales" en el segundo juicio político contra el expresidente Donald Trump, presentó este viernes una demanda contra el exmandatorio y varias personas de su entorno acusados de terrorismo e incitar a los disturbios por el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero.

Swalwell, que representa la circunscripción 15 de California, interpuso la demanda ante un tribunal federal del Distrito de Columbia contra Trump; su hijo, Donald Trump Jr.; su abogado Rudy Giuliani, y contra el legislador republicano por Alabama Mo Brooks, quien participó en los esfuerzos para revocar los resultados de las elecciones que perdió el ahora expresidente cuando el Congreso se reunió esa fecha para ratificarlos.

El 6 de enero, una turba de seguidores de Trump irrumpió en el Capitolio, justo cuando las dos cámaras celebraban una sesión conjunta para ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios presidenciales de noviembre, en un asalto que se saldó con cinco muertos, uno de ellos un policía.

Por esos hechos, Trump fue sometido a un juicio político en el Senado, acusado de haber incitado a la insurrección, y del que fue absuelto al no lograr los demócratas los votos suficientes para "condenarlo".

En su demanda, Swalwell afirmó que los "eventos horribles del 6 de enero fueron consecuencia directa y previsible de los acusados", quienes, a su juicio, "son responsables de los daños y destrucción" que causó el asalto al Capitolio.

Entre otros cargos el legislador acusa a Trump y a sus aliados de conspiración para violar los derechos civiles, negligencia, incitación a los disturbios, desorden público, terrorismo y de infligir "una angustia emocional grave".

Este caso, que no es penal, es el segundo que se presenta contra Trump ante los tribunales después del interpuesto el mes pasado por el legislador progresista por Misisipi Bennie Thompson contra el expresidente, contra Giuliani y contra los grupos de ultraderecha Proud Boys y Oath Keepers, que partiiciparon en el asalto a la sede del Congreso.

Ambos pleitos se apoyan en una norma del siglo XIX, la llamada Ley del Ku Klux Klan, que fue creada para contrarrestar la intimidación de este grupo sobre funcionarios elegidos, entre otros.

La demanda de Swalwell también sostiene que Trump, su hijo, Giuliani y Brooks infringieron las leyes del Distrito de Columbia, incluida las normas antiterrorismo.

"En definitiva -dice la demanda-, los acusados convencieron a la multitud de que algo estaba pasando (...) que pudiera de hecho justificar la violencia, y mandaron a esa multitud al Capitolio con llamamientos llenos de violencia a la acción inmediata".