EFEUSAChicago (IL)

El excongresista demócrata Luis Gutiérrez pronostica que una "revolución pacífica" de nuevos votantes jóvenes hispanos, apoyada por otros electores hartos de los comentarios y medidas racistas del presidente Donald Trump, evitará la reelección del magnate republicano en 2020.

"Mientras más habla Trump contra los inmigrantes, y toma cada día más medidas inhumanas y crueles, más se amplía la solidaridad y la base de votantes en su contra", declaró a Efe en una entrevista telefónica desde Puerto Rico, donde se radicó después de retirarse del Congreso federal.

Gutiérrez y su esposa se mudaron en abril pasado de Chicago al municipio puertorriqueño de Vega Alta, donde colaboran con las tareas de reconstrucción de la isla y participan de la actividad política local.

Durante los 26 años en que representó en la Cámara de Representantes al Distrito 4 de Illinois, Gutiérrez fue uno de los principales defensores de los inmigrantes y critico acérrimo de presidentes, incluyendo al demócrata Barack Obama, a quien le reprochó no haber hecho lo suficiente por la reforma migratoria.

En la actualidad, el excongresista viaja por todos los Estados Unidos para hacer campaña por el movimiento Nuevos Americanos, que busca sumar un millón de nuevos votantes al caudal hispano para las próximas elecciones de noviembre de 2020.

El principal problema que enfrentan los hispanos para naturalizarse es económico, dijo, "porque son familias grandes que muchas veces no pueden enfrentar los costos".

"Pero ese millón lo vamos a conseguir", afirmó sobre una cifra que se sumaría en 2020 a por lo menos otros tres millones de nuevos votantes, "si contamos los 800.000 jóvenes que cumplen 18 años cada año y desean incorporarse a la vida política del país", dijo Gutiérrez.

Con esos jóvenes, el movimiento espera hacer una "revolución pacífica", al estilo de la que obligó a renunciar recientemente al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, acorralado por una ola de protestas tras filtrarse un chat en el que hacía comentarios homófobos, misóginos e insultantes contra contrincantes políticos, cantantes y periodistas.

Los mensajes entre Roselló e integrantes de su círculo de colaboradores incluían por lo menos un comentario en tono de burla sobre las víctimas del huracán María que devastó Puerto Rico en 2017 y dejó más de 4.000 víctimas.

"Yo participé en esas marchas y mi caso era una excepción, porque todos los que me rodeaban y llevaban la voz cantante eran jóvenes menores de 25 años que nunca antes se habían pronunciado", señaló Gutiérrez.

El actual comentarista político de la cadena CNN dijo que el paralelo entre Roselló y Trump es válido, porque, porque son dos políticos cuya actitud y comentarios "desatan reacciones en contrario que movilizan a la gente".

En su opinión, el presidente "no se da cuenta" que cuando dice que los mexicanos "son asesinos, narcotraficantes y violadores", toda la comunidad latina se siente atacada y cierra filas atrás de los inmigrantes, "con o sin papeles, llegados ayer o hace cien años", dijo.

"Trump y sus seguidores racistas no tienen en cuenta que el 80 % de los hispanos que viven en EE.UU tienen tarjeta de residente, o pueden convertirse en ciudadanos y votar, y que esto puede llegar al 90 % si se cuenta a los jóvenes", dijo el excongresista, quien aspira a movilizar a esta fuerza el año que viene.

Gutiérrez entiende que hay un "sector amplio" del electorado, más allá de los hispanos, que se ha ido concienciando, y va a votar en una elección donde el tema inmigración no será exclusivo, "pero será uno de los principales factores que llevará a mucha gente a las urnas".

Para ampliar la base de votantes se sumó a la campaña "Un millón para 2020", que le ha llevado a participar en actos organizados en áreas con alta presencia de puertorriqueños, como Orlando, en el centro de Florida.

La idea que lleva a estos lugares es que no hay una mejor protección ni de que su voz cuente que tener la ciudadanía estadounidense, para poder votar y así defender los valores de "inclusión y diversidad".