EFE NewsWashington

El embajador de México en Washington, Esteban Moctezuma, celebró este miércoles el nombramiento del que será su homólogo estadounidense en la capital mexicana si es ratificado por el Senado de Estados Unidos, Ken Salazar.

"Revisando su currículum, es una persona que va a aportar mucho a la relación bilateral", dijo Moctezuma durante un encuentro con la prensa en Washington.

El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció este martes la nominación como embajador en México de Ken Salazar, un exsenador y exsecretario de Interior de Estados Unidos que tiene raíces mexicanas y cuya lengua materna es el español.

"Creo que es una muy buena designación del Gobierno americano", opinó Moctezuma, quien todavía no conoce personalmente a Salazar pero tiene planes de reunirse con él "próximamente".

Salazar, de 66 años, fue secretario de Interior estadounidense durante el primer mandato del expresidente Barack Obama (2009-2013), se ha descrito a sí mismo como "mexicano-estadounidense" y es conocido por lucir en actos públicos su sombrero de "cowboy".

Moctezuma habló con la prensa para comentar la visita la semana pasada a México de la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris, encargada de abordar las causas de raíz que generan la emigración irregular desde el norte de Centroamérica.

El embajador destacó que la visita de Harris llegó poco después de que viajara a México el director de la CIA, William J. Burns, y días antes de que llegara al país el secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Alejandro Mayorkas, en su primer viaje internacional, que concluyó este martes.

La combinación de esas visitas demuestra, para Moctezuma, que "se está abriendo una nueva etapa en la relación de Estados Unidos y México; de colaboración, de trabajo conjunto, respetando la soberanía de ambas naciones y abordando los problemas en su dimensión mas amplia".

En el plano migratorio, añadió, esa nueva fase puede favorecer que se articule "una solución estructural" a las causas que generan el flujo hacia Estados Unidos, para "lograr que migrar sea una opción y no una necesidad".

Sin embargo, el diplomático no quiso pronunciarse sobre la persistencia del llamado "Título 42", una medida amparada en la pandemia por la que Estados Unidos deporta automáticamente a alrededor del 60 % de quienes llegan a la zona limítrofe, sin que puedan pedir asilo.

Tampoco entró a valorar el mensaje de "no vengan" que envió la vicepresidenta Harris a los posibles migrantes centroamericanos durante su viaje a Guatemala, más allá de afirmar que "respeta" la posición estadounidense.

Moctezuma afirmó que los contactos bilaterales continuarán esta misma semana, con la visita a Washington del secretario de Hacienda mexicano, Arturo Herrera, quien tiene previsto reunirse con la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, y la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, según medios mexicanos.

Además, a "principios de agosto" visitará Estados Unidos el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural de México, Víctor Villalobos, agregó.