EFE NewsWashington

Las elecciones primarias en Nuevo México pusieron al estado en la posibilidad de enviar a la Cámara de Representantes de Estados Unidos una delegación totalmente femenina y, además, que todos sus miembros sean de minorías raciales o étnicas.

Michelle García Holmes, con años de experiencia policial, ganó la primaria republicana en el Distrito 1 y competirá en noviembre por un puesto en la Cámara de Representantes con la demócrata Deb Haaland, una de las primeras indígenas norteamericanas en la cámara baja del Congreso federal.

En el Distrito 2, que cubre más de la mitad austral de Nuevo México, la empresaria natiovoamericana Yvette Herrell ganó la primaria republicana y disputará en noviembre por el escaño que en la Cámara de Representantes ocupa la demócrata Xochitl Torres, descendiente de inmigrantes mexicanos y quien no tuvo rival en la primaria.

En el Distrito 3 y por el lado demócrata, la abogada Teresa Leger Fernández ganó la postulación para un escaño en la Cámara de Representantes en una competencia con otros seis aspirantes entre quienes se incluyeron la educadora Laura Montoya y la ex funcionaria de la CIA Valerie Plame.

En la primaria republicana por ese distrito del norte de Nuevo México, la ingeniera petrolera y ranchera Alexis Martínez Johnson, quien se atribuye ancestros Apache, encabeza el recuento y sería de Leger en noviembre.

Con el 87 % de los votos ya contados, Martínez Johnson lidera con el 37,2 % de los sufragios, por el 34,6 % de Harry Montoya.

De esta forma, seis mujeres podrían ser las candidatas para ocupar los tres puestos de Nuevo México en la Cámara de Representantes federales.

Sería la primera vez que eso sucediera en este estado y la segunda en el país después de que hicieran lo propio New Hampshire en 2013.

Nuevo México, con un 49 % de población latina y un 9 % nativa, además estará representado en su totalidad en la Cámara de Representantes por alguien de grupos de minorías raciales o étnicas, lo que sería un hito en la historia del país.

En cuanto a los aspirantes al Senado federal, en el bando republicano Mark Ronchetti se aseguró el puesto para competir en noviembre por el curul que dejará vacante el demócrata Tom Udall, que anunció su retiro, al derrotar a Elisa María Martínez con el 56 % de los votos, por el 26 % de la hispana.

El actual representante demócrata Ben Ray Luján ganó sin competencia la postulación por el segundo curul de Nuevo México en el Senado federal y se medirá a Ronchetti el 3 de noviembre.

La presidenta de Latino Victory Fund, Nathalie Rayes, indicó en una declaración que "este conjunto fenomenal de dirigentes latinas y latinos ha trabajado durante décadas para promover los asuntos que más preocupan a nuestras comunidades".

La organización, que promueve la participación de los votantes hispanos en el proceso electoral de EE.UU., saludó los resultados de las primarias incluyendo la victoria de Christina Hale, de ancestro cubano, quien en noviembre competirá por la representación del Distrito 5 de Indiana, con la republicana Victoria Spartz.

Estos candidatos, añadió Rayes, "son los campeones valientes que necesitamos para abogar por nuestras familias en Nuevo México e Indiana durante estos tiempos difíciles".