EFEUSAAlexandria (VA)

El aspirante presidencial demócrata Beto O'Rourke denunció hoy el racismo en "las más altas instancias del poder", en referencia al presidente, Donald Trump, y prometió "unidad" en su partido para desalojar al magnate neoyorquino de la Casa Blanca.

"Hagamos ese compromiso, quien sea que sea el candidato, haremos todo lo que podamos para asegurar que derrotamos a Donald Trump", dijo O'Rourke en un encuentro con ciudadanos en Alexandria (Virginia), a las afueras de Washington.

El ex congresista estatal de Texas es el primer aspirante a la candidatura en hacer campaña en Virginia, un estado tradicionalmente republicano pero que en los últimos años ha sido ganado por los demócratas, ante el cambio demográfico vivido por la llegada de jóvenes familias a las ciudades del norte, próximas a la capital federal.

O'Rourke criticó las declaraciones de Trump y remarcó que Estados Unidos es un país de inmigrantes.

"Debemos cargar contra el odio y el racismo donde esté, incluido en las más altas instancias del poder", señaló ante un centenar de seguidores congregados en un hotel de Alexandria.

O'Rourke subrayó que los inmigrantes mexicanos "no son criminales ni los musulmanes son inherentemente peligrosos".

"Y los nazis y nacionalistas blancos no son buena gente. Lo maravilloso de este país es la manera en la que hemos incorporado a gente de todos los países, profesiones y fe", recalcó.

Con 46 años, y nacido en la ciudad fronteriza de El Paso (Texas), O'Rourke es una de las estrellas en ascenso dentro del partido demócrata después de haber luchado el pasado año por el escaño federal en el Senado por Texas, un estado considerado pilar de los republicanos.

Pese a no lograr la victoria, el demócrata puso en aprietos al influyente senador Ted Cruz y abrió la esperanza entre los demócratas de poner en juego de cara a las elecciones de 2020 a Texas, el segundo estado más poblado del país.

Entre las asistentes al mitin estaba Lisette Vásquez, también natural de El Paso y que lleva más de siete años viviendo en Virginia, que se mostró entusiasmada por el "carisma" y la "personalidad" de O'Rourke.

"Aún tiene que hacerse un nombre a nivel nacional, pero confío en él", dijo Vásquez, funcionaria pública, a Efe.

Casi una veintena de candidatos demócratas se han lanzado para obtener la nominación presidencial de cara a 2020, algo que dilucidarán las primarias que comenzarán a principios del próximo año.

Actualmente, las encuestas sitúan a la cabeza al senador Bernie Sanders, seguido por el exvicepresidente Joe Biden (quien aún no ha anunciado formalmente su candidatura). A continuación, figuran el alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg; la senadora Kamala Harris y en quinto lugar, O'Rourke.