EFEUSANaciones Unidas

El canciller peruano, Néstor Popolizio, ha destacado en una entrevista a Efe la intensa actividad de Perú durante la presidencia temporal del Consejo de Seguridad de la ONU, que se prolongará durante este mes de julio, y ha pedido más ayuda para afrontar el éxodo venezolano.

Popolizio participó el jueves y el viernes en varias reuniones del Consejo de Seguridad así como en la clausura del Foro Político de Alto Nivel sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que se celebró en Naciones Unidas entre el 9 y 18 de julio.

El canciller tomó parte en una reunión sobre la consolidación de la paz sostenible tras los conflictos, una cuestión que "siempre ha sido una iniciativa de la agenda del Perú para su presidencia" y que Quito ya fomentó durante su anterior presidencia pro tempore, en abril de 2018.

El jefe de la diplomacia peruana, que destacó el caso de Timor Oriental como un ejemplo de éxito en la transición desde un conflicto a un proceso de desarrollo, apuntó que con esta iniciativa se "sensibiliza la posición de todos los países miembros respecto de lo que debemos hacer".

También destacó la aprobación por unanimidad por parte del Consejo de Seguridad de una resolución sobre el terrorismo y su vinculación con delitos como el tráfico de drogas, armas y personas o como la explotación ilegal de recursos naturales.

"Es la primera vez que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprueba una resolución de esta naturaleza por unanimidad", dijo Popolizio antes de insistir en que los delitos relacionados con el terrorismo "tienen que ser examinados por todos los países".

Perú, que preside el comité antiterrorista del Consejo de Seguridad, también promovió este mes junto al Reino Unido una vista de los miembros del máximo órgano de la ONU a Colombia para observar de cerca los avances del proceso de paz, que precisamente fue discutido este viernes en Naciones Unidas.

Popolizio destacó que gracias a esa visita, tanto el Gobierno Colombiano como los excombatientes y el partido de las FARC han invitado al Consejo a que renueve su mandato en Colombia un año más.

"Existe la convicción de que se está caminando por el camino correcto y que se están tomando las decisiones por parte del Gobierno colombiano para que se concluya un proceso de paz, y que después de 50 años de conflicto genere una situación realmente positiva para el país", dijo.

Además, subrayó que Perú siempre ha estado vinculado al proceso de paz de Colombia, así como que "desde el Consejo de Seguridad ha habido un apoyo muy decidido de Perú a la misión de verificación de Naciones Unidas".

Sobre su participación en la reunión sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Popolizio destacó la evolución voluntaria de Perí de los ODS e hizo hincapié en que a pesar de que "a veces no se avanza al ritmo que uno desea" Perú sigue "reduciendo de manera drástica la pobreza" y la desnutrición y mortalidad infantiles.

Para el ministro, gracias a esta reducción "se puede notar un cambio sustantivo en el Perú en los últimos 20 años. Es el surgimiento de una clase media" de "carácter potente" y que "está contribuyendo al desarrollo nacional".

Por otra parte, sobre la reunión internacional sobre Venezuela que acogerá Lima el próximo 6 de agosto, Popolizio insistió en que "es necesario apoyar al pueblo venezolano en la recuperación de su democracia y eso solo será por la vía de unas elecciones libres y justas".

"Esperamos que los países que tienen una vinculación directa con el régimen ilegítimo y dictatorial de (Nicolás) Maduro puedan participar y que realmente sean parte de una solución y no profundicen el problema", agregó, antes de mostrar su deseo de que haya una amplia representación de países.

Además del aspecto político, el canciller peruano también denunció que "la cooperación internacional esta siendo mínima respecto de la magnitud de la migración, porque las capacidades nacionales de nuestros países están desbordadas" y recordó que después de Colombia, Perú es el país que más venezolanos acoge con más de 850.000.

"Lo que necesitamos es que la mirada de la comunidad internacional sea similar a aquello que ocurre en otras partes del mundo", apuntó antes de explicar que con cuatro millones de refugiados venezolanos, el número de personas que han abandonado el país se acerca a los seis millones que escaparon de Siria.

El ministro apuntó que, a pesar de esta similitud, los países de acogida de los refugiados sirios han recibido 33.000 millones de dólares mientras que la ONU ha realizado una convocatoria para recaudar 739 millones de dólares para los países de la región, de los que solo se han conseguido 151 millones.