EFE NewsLos Ángeles

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, presidió este jueves en Los Ángeles un acto de difusión de la cultura y del idioma español, al que calificó de "la lengua más viva del mundo".

Sánchez incluyó en la agenda de su gira económica por Estados Unidos este acto para promocionar el español poco después de que su Gobierno haya anunciado la apertura de un centro de Instituto Cervantes en Los Ángeles que aspira a que sea un emblema de la difusión del idioma.

A juicio del jefe del Ejecutivo, el español ha dejado de ser una lengua foránea en Estados Unidos, como cree que demuestran las cifras de hispanohablantes en este país, y es un patrimonio común a ambos lados del Atlántico "que nos pertenece a todos y hemos de darla a conocer entre todos".

El presidente del Gobierno afirmó que el español es una lengua de progreso, modernidad, futuro y entendimiento y representa "el mejor embajador comercial, de libertades y cultural" del país.

Tras asegurar que a este idioma "le sienta bien el mestizaje" fue cuando recalcó: "es tal vez la lengua más viva del mundo".

Sánchez aprovechó su intervención para felicitar a la hispanista Bárbara Fuchs, presente en el acto, por el primer premio "Ñ" concedido por el Instituto Cervantes.

A ella elogió también en su intervención el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, quien recalcó que las culturas de España nacen de las diversas regiones y nacionalidades del país.

Montero insistió en que la institución que dirige apuesta por las "identidades abiertas" y ensalzó la ley de memoria histórica aprobada por el gobierno socialista, tras reivindicar la figura de Luis Cernuda, que en su exilio impartió clases en la universidad angelina.

"Escribió para enfrentarse a la patriotería hostil y obscena", afirmó.

Bárbara Fuchs agradeció emocionada el premio concedido por el Cervantes y que recogerá próximamente en España de manos del rey Felipe VI.

El Premio "Ñ" fue creado para reconocer la labor de personas dedicadas a la estudiar la historia, la cultura y la lengua españolas.

A la espera de que el Instituto Cervantes abra sus puertas en Los Ángeles, ya tiene e estados Unidos centros en Nueva York, Chicago y Albuquerque, además de oficinas en Seattle, Boston y El Paso.

Pero considera especialmente relevante su próxima ubicación en California, la gran locomotora económica de EE.UU. donde el 40 % de sus 40 millones de habitantes tiene ascendencia latina.

La elección de Los Ángeles acerca la institución a la meca de la industria audiovisual, que en los últimos años ha doblado su interés por las producciones en español.

Además, se ubica a unas horas de viaje del área de San Francisco, la segunda metrópolis de California y núcleo de la innovación tecnológica.

"En EE.UU. hay gente hispana y de segunda generación que habla perfectamente el idioma y está entre la clase media-alta", analizó Montero durante una entrevista con Efe el pasado junio.

Se prevé que será por el año 2060 cuando EE.UU. se convierta en el segundo país con más hispanohablantes nativos del mundo, solo por detrás de México.

Entonces, más del 27 % de su población será de origen hispano, según el Cervantes.

Aunque ya en la actualidad, la suma entre hablantes nativos y aquellos con competencias limitadas roza los 57 millones, lo que convierte EE.UU. en el segundo territorio del mundo con más personas capaces de hablar y entender algo de español.