EFE NewsMiami

El senador cubanoestadounidense Marco Rubio condenó este viernes el arresto en Cuba del disidente cubano José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), y lo calificó de "arbitrario".

Los ataques contra Ferrer "por parte del régimen" del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y el expresidente cubano Raúl Castro no cesan", se lamento el senador.

Subrayó que ello "demuestra una vez más su naturaleza siniestra, violenta y cobarde al detener arbitrariamente al líder opositor".

El senador, uno de los dos por el estado de Florida, subrayó en su cuenta de Twitter que "el pueblo de Cuba añora y se merece #PatriayVida, no más".

En Miami, su hermano, Luis Enrique Ferrer, dijo este viernes a Efe que desconoce a dónde se llevaron al opositor político.

El disidente, que estaba en arresto domiciliario, ya ha sido encarcelado en varias ocasiones, la última durante seis meses a partir del 1 de octubre de 2019.

Su hermano detalló que esta mañana llegaron decenas de agentes gubernamentales para arrestarlo en su vivienda en el reparto Altamira, en Santiago de Cuba, y que además taparon con pintura roja un aviso que Ferrer había pintado en su casa los últimos días con las palabras "Patria y vida".

Según Ferrer, el opositor había sido golpeado hace dos días por cuerpos policiales vestidos de civiles.

La familia de Ferrer en Miami recordó que en octubre de 2019 Ferrer fue detenido junto con otros tres opositores en la sede la Unpacu sin que se le comunicaran los motivos.

En Cuba, Ovidio Martín, miembro de la directiva de Unpacu, explicó a Efe que a primera hora de esta mañana miembros de la Seguridad del Estado cubano "rodearon y allanaron" la sede de la organización -que también es la vivienda de Ferrer-, y se lo llevaron detenido.

En junio del año pasado Ferrer fue galardonado en Estados Unidos con la medalla Truman-Reagan a la libertad por su defensa de los derechos humanos y su liderazgo en la Unpacu, considerada ilegal por el Gobierno cubano y que promueve una transición pacífica del país hacia la democracia.

El opositor fue honrado con esta medalla otorgada por la asociación Víctimas del Comunismo, con sede en Washington.

Ferrer, quien estaba bajo arresto domiciliario por su actividad política, fundó esa organización en 2011 tras ocho años en prisión.