EFE NewsWashington

El presidente estadounidense y aspirante a la reelección, Donald Trump, anunció este martes que está buscando una nueva sede para celebrar en agosto la Convención Nacional Republicana, después de que las autoridades de Carolina del Norte expresaran su preocupación por la asistencia masiva que se espera en la cita en plena pandemia.

"Debido al gobernador de Carolina del Norte, nos vemos forzados a buscar otro estado para acoger la Convención Nacional Republicana de 2020", escribió Trump en su cuenta de Twitter la noche del martes.

La convención republicana, el gran evento en el que el partido escoge a su candidato para las elecciones presidenciales de noviembre, estaba prevista hasta ahora en Charlotte (Carolina del Norte) del 24 al 27 de agosto, y antes de que estallara la pandemia se esperaba que la cita atrajera a unas 50.000 personas a la ciudad.

La semana pasada, Trump amenazó con trasladar la convención a otro lugar si las autoridades de Carolina del Norte no le garantizaban que podría celebrar la cita sin grandes cambios, a pesar de que los expertos en salud pública siguen desaconsejando las aglomeraciones debido al riesgo de contagio de COVID-19.

El mandatario acusó este martes al gobernador demócrata del estado, Roy Cooper, de "negarse a garantizar" que su partido "puede usar el Spectrum Arena", un estadio de Charlotte con capacidad para unas 19.000 personas.

"El gobernador Cooper sigue en modo de 'no moverse de casa', y no nos deja ocupar el estadio como estaba previsto y nos prometieron. Habríamos enseñado al mundo la preciosa Carolina del Norte, y traído al estado cientos de millones de dólares, y trabajos", afirmó Trump en Twitter.

Los líderes republicanos en Texas, Georgia y Florida se han ofrecido ya a acoger la convención, que servirá para formalizar la candidatura de Trump a la reelección en los comicios del 3 de noviembre, en los que previsiblemente se enfrentará al exvicepresidente Joe Biden, virtual nominado del Partido Demócrata.

El gobernador de Carolina del Norte dijo este martes que no podía garantizar la "convención completa" que quería Trump, con el estadio Spectrum abarrotado y los bares y restaurantes cercanos llenos, informó el diario local "Charlotte Observer".

"Han exigido una multitud de 19.000 personas en el estadio cubierto de Charlotte. Hemos repetido que queremos hablar con ellos sobre una convención a menor escala, pero no podemos garantizarles que a final de agosto puedan tener un estadio lleno", aseguró Cooper en una rueda de prensa en la ciudad de Raleigh.

La presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC, secretariado del partido), Ronna McDaniel, indicó en un tuit este martes que su oficina empezará a visitar "múltiples ciudades y estados" que les han "contactado recientemente para albergar una cita histórica y demostrar que EE.UU. está abierto para los negocios".

Además de los citados estados, los líderes de varias ciudades han expresado también su interés por acoger la cita, entre ellas Las Vegas (Nevada), Nashville (Tennessee), Orlando y Jacksonville (Florida).

A pesar de que Estados Unidos es el país del mundo con más infecciones por coronavirus -con más de 1,83 millones de casos y 106.000 muertes- Trump ha abogado por retomar de forma acelerada la actividad económica, incluidas actividades masivas como las misas.