EFEMiami

Estados Unidos quiere ser el "socio mejor valorado" en América Latina y el Caribe y para ello mantiene un "entendimiento común" y "prioridades compartidas" con esta región, señaló este miércoles el subsecretario de Defensa Adjunto para el Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Daniel Erikson.

Ante la importante actividad económica que desarrolla China en Latinoamérica, Estados Unidos trabaja para "garantizar que seamos el aliado mas confiable de la región" en temas de seguridad, como dijo Erikson en la segunda jornada de la Conferencia Anual de Seguridad Hemisférica, que organiza la Universidad Internacional de Florida (FIU).

"Cuando se compara con la parte económica de la cuestión, hay países que exportan más a China que a Estados Unidos", reconoció el funcionario, que agregó que por eso la Administración del presidente Joe Biden sigue invirtiendo para mantener la "ventaja" que ostentan en lo que concierne a Defensa y seguridad en la región.

Erikson destacó a diferentes socios, como Colombia, país del que destacó su "buena capacidad" construida en las ultimas dos décadas y al que, como dijo, el presidente Biden llama la "piedra de toque".

Puso de relieve la "positiva relación" con México, con quien trabaja de forma coordinada para combatir el narcotráfico y también las amenazas cibernéticas, y resaltó el "diálogo abierto" que, salvo con Nicaragua, Estados Unidos mantiene en temas militares con Centroamérica, en especial con los países del llamado Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador).

El subsecretario agregó que Venezuela siempre es una preocupación, que se acrecienta por la alta participación de "actores externos", y en ese sentido Estados Unidos no dejará de cerciorarse de que ese país "se encamine a elecciones abiertas, libres y justas".

Recordó que Colombia está a las puertas de un proceso electoral del que Estados Unidos está pendiente.

La FIU inició el martes la séptima edición de esta conferencia sobre seguridad con la participación del principal asesor del presidente Joe Biden para Latinoamérica, Juan González, quien advirtió que el levantamiento de algunas sanciones económicas a Venezuela se puede revertir si no hay avances "concretos" por parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

Washington anunció ese mismo día que levantará algunas sanciones, entre ellas la prohibición a la petrolera estadounidense Chevron de negociar con la estatal PDVSA, ello tras el pedido hecho por la oposición venezolana con vistas a reactivar el diálogo entre las partes, suspendido por el Gobierno de Maduro en octubre de 2021, tras la extradición a EE.UU. del empresario Alex Saab.

La política de sanciones de EE.UU. será "calibrada" con base en los avances de las negociaciones entre la oposición y el Gobierno de Maduro, y se "volverá a implementar" si no hay progresos, dijo González en su intervención en el foro.