EFE NewsAtlanta (GA)

Las autoridades sanitarias han aumentado la vigilancia para intentar controlar la propagación en el país del virus de Wuhan después de que este viernes se confirmase que una segunda persona que viajó a Chicago (Illinois) desde la ciudad china se contagió con este mortal coronavirus.

Un total de 63 personas de 22 estados del país están bajo investigación ante la probabilidad de que en los próximos días haya más casos confirmados de infección del nuevo coronavirus 2019 (2019-nCoV), que ha dejado al menos 26 muertos y 887 contagiados en China.

Así lo dio a conocer la doctora Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en una teleconferencia en la que se confirmó un segundo caso de infección en EE.UU., esta vez en Chicago.

Aún cuando consideran que esta infección es una amenaza grave para la salud pública, Messonier indicó que "el riesgo para las personas en Estados Unidos sigue siendo bajo", pero que es probable que se diagnostiquen más casos en los próximos días, ya que el virus parece tener un período de incubación de dos semanas.

A tales efectos, la agencia de salud insistió en reforzar los esfuerzos de vacunación en esta temporada de gripe y enfermedades respiratorias. Además, instaron a tomar medidas preventivas diarias para detener la propagación de gérmenes y tomar antivirales para la gripe si se prescriben.

En este momento, los CDC recomiendan que los viajeros eviten todos los viajes no esenciales a Wuhan y que las personas que tengan que hacerlo tomen ciertas precauciones como evitar el contacto con personas enfermas y practicar una buena higiene de las manos.

Los CDC, junto a personal del Departamento de Salud de Chicago, indicaron que el segundo caso confirmado se trata de una mujer de unos 60 años que regresó recientemente de Wuhan, donde un brote de enfermedad respiratoria causada por este nuevo coronavirus ha estado en curso desde diciembre de 2019.

La directora médica y epidemióloga del Departamento de Salud de Illinois, Jennifer Layden, detalló que "la paciente se encuentra en estos momentos aislada en un hospital en Chicago y no estaba enferma mientras viajaba".

Según los CDC, la paciente, al regresar de su viaje, llamó a un médico al experimentar síntomas y fue ingresada en un hospital, donde se tomaron medidas de control de infecciones para reducir el riesgo de transmisión a otras personas y, al momento, permanece hospitalizada en una habitación de aislamiento en condición estable.

Por otro parte, Allison Arwady, comisionada de Salud Pública de Chicago, expresó que la preocupación por la transmisión antes de que se desarrollen síntomas es baja, por lo que es "tranquilizador".

Los coronavirus son una gran familia de virus, algunos que causan enfermedades respiratorias en las personas y otros que circulan entre animales como camellos, gatos y murciélagos.

En raras ocasiones, los coronavirus animales pueden evolucionar e infectar a las personas y luego propagarse entre las personas, como se ha visto con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo, o SARS.

La alta capacidad de mutación de las cepas contribuye a la gravedad del brote, que afecta especialmente a personas mayores con dolencias previas o el sistema inmunologico comprometido.

Además de en China y EE.UU., también se han detectado casos de la neumonía de Wuhan en Corea del Sur, Singapur, Japón, Taiwán y Vietnam.

El aeropuerto de Chicago, al igual que los de Los Ángeles, San Francisco, Atlanta y el John F. Kennedy de Nueva York, está desde la pasada semana en alerta por las autoridades sanitarias, que revisan a los pasajeros que llegan ante el temor a una propagación de este nuevo tipo de coronavirus surgido en China.

Este brote de neumonía ha obligado a China a decretar una cuarentena en Wuhan y una docena de ciudades cercanas, y donde viven en total unos 41 millones de personas.

El paciente del estado de Washington que fue diagnosticado con el virus de Wuhan fue hospitalizado la semana pasada tras experimentar síntomas similares a la neumonía tras haber viajado recientemente desde Wuhan y antes de que las autoridades estadounidenses ordenasen controlar a los viajeros provenientes de esa ciudad china.