EFE NewsWashington

El bloqueo del presidente saliente Donald Trump al proceso de transición cumplió este sábado dos semanas sin conseguir su objetivo, y con el mandatario enrocado en esa estrategia a pesar de las ínfimas posibilidades de revertir el resultado de las elecciones.

Un día después de sufrir dos importantes reveses en su plan para desafiar lo votado en las urnas, Trump volvió a denunciar en Twitter un fraude electoral del que no hay pruebas y pasó de puntillas por la última cumbre del G20 de su mandato, a la que se conectó brevemente por vía telemática antes de escaparse a jugar golf.