EFE NewsWashington

La Cámara de Representantes estuvo este lunes ultimando los últimos detalles para votar mañana miércoles en el pleno el plan de estímulo del presidente estadounidense, Joe Biden, que incluye una inyección de 1,9 billones de dólares en la economía para paliar los efectos de la pandemia.

La Cámara Baja, con mayoría demócrata, tiene como objetivo aprobar el paquete de ayudas, que ya fue autorizado por el Senado hace dos días con algunos cambios sobre su versión inicial, para que Biden lo pueda ratificar antes de que expiren otros programas de asistencia a finales de esta semana.

El plan de rescate económico será el tercero aprobado en el país desde que comenzó la pandemia hace un año, tras el de 900.000 millones de dólares que el Congreso impulsó en diciembre y el de 2,2 billones de dólares refrendado en marzo de 2020, que fue el mayor de la historia del país.

LOS REPUBLICANOS, EN CONTRA

Los demócratas aprobaron este fin de semana el proyecto de ley en un Senado dividido en partes iguales (50-50), sin el apoyo de los republicanos y gracias a la ausencia de un senador conservador, y se espera que la legislación salga adelante en la Cámara Baja sin el apoyo de la oposición.

La división es tal que la votación en el Senado se produjo después de una maratoniana sesión que duró más de 25 horas, desde la mañana del viernes y a lo largo de toda la noche del sábado, para concluir al mediodía, debido a los intentos de los republicanos y algunos demócratas de añadir enmiendas al proyecto.

Miembros del Partido Republicano han considerado en las últimas semanas que se trata de un "gasto inútil" que seguirá incrementando el déficit presupuestario y han lamentado que los demócratas no buscaran una versión bipartidista para esta ley.

Para poner presión al lado conservador, la presidenta de la Cámara Baja, la liberal Nancy Pelosi, se ha mostrado esperanzada en que algunos miembros republicanos accedan a dar su apoyo al paquete de estímulo económico.

"La Cámara ahora espera tener un voto bipartidista sobre esta legislación que salva vidas e insta a los republicanos a unirse a nosotros en reconocimiento de la devastadora realidad de este vicioso virus y crisis económica y de la necesidad de una acción decisiva", dijo Pelosi en un comunicado este sábado.

PAGOS DIRECTOS DE HASTA 1.400 DÓLARES

El proyecto de ley incluye nuevos pagos directos de 1.400 dólares a los contribuyentes que tengan ingresos inferiores a los 80.000 dólares anuales por persona, una cantidad superior a los cheques de 600 y 1.200 que se entregaron en los anteriores rescates.

"El 85 % de los hogares estadounidenses recibirán los pagos directos de 1.400 dólares por persona", aseguró Biden este fin de semana.

El conocido como Plan de Rescate Estadounidense también autoriza una expansión del crédito tributario por hijos, asistencia para el pago de alquiler y fondos para la distribución y prueba de la vacuna de la covid-19.

Además, el paquete contiene un rescate de 350.000 millones de dólares para Gobiernos locales y estatales, 170.000 millones para la reapertura de las escuelas, 14.000 millones de dólares para fortalecer el plan de vacunación y otros 46.000 para el sistema de tests de covid-19.

También amplía hasta el 6 de septiembre las ayudas al desempleo por la pandemia, que iban a caducar el 14 de marzo; y tiene fondos para programas de comida, además de para aerolíneas, sistemas locales de transporte y la red ferroviaria.