EFEUSAWashington

Asombro es lo que sintieron dos funcionarios actuales de la Casa Blanca, Alexander Vindman y Jennifer Williams, al conocer la "impropia" e "inusual" demanda a Ucrania del presidente, Donald Trump, que ha desencadenado una investigación de juicio político contra él.

"Estaba preocupado por la llamada. Lo que escuché fue impropio. Fue inapropiado que el presidente de Estados Unidos exigiera a un Gobierno extranjero que investigara a un oponente político", dijo Vindman, el principal experto en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, en inglés), en una audiencia pública en el marco de la investigación de la Cámara Baja.

Vindman se refería a la llamada del pasado 25 de julio entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, en la que el mandatario reclamó a Kiev que investigase al ex vicepresidente y ahora aspirante demócrata a la Presidencia, Joe Biden.

Ese es precisamente el punto de partida de las pesquisas en curso de la Cámara de Representantes, que buscan determinar si Trump bloqueó de manera intencional la entrega de ayuda militar de 400 millones de dólares a Ucrania para obtener una investigación sobre Biden y los negocios de su hijo Hunter en ese país.

"ES TENIENTE CORONEL, POR FAVOR"

"Mi intención era plantear estas preocupaciones (a mis superiores) porque tenían importantes implicaciones de seguridad nacional para nuestro país. Nunca pensé que estaría sentado aquí testificando frente a este comité y al público estadounidense sobre mis acciones", defendió Vindman al ser acusado por los republicanos de tener algún tipo de interés político personal.

La audiencia estuvo claramente dividida por bandos partidistas: los demócratas, que trataron de subrayar los hitos de la carrera militar de Vindman y su credibilidad; y los republicanos, que intentaron desacreditarle en cada intervención.

El primer choque llegó pronto, cuando el republicano líder del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes, se refirió a Vindman como "señor", obviando su rango castrense.

"Es teniente coronel Vindman, por favor", advirtió tajante el militar, marcando distancia con el legislador conservador, uno de los más fieles a Trump en el Congreso.

HUNTER BIDEN "NO PARECÍA ESTAR CUALIFICADO"

En su testimonio, Vindman argumentó que durante la primavera de este año se dio cuenta de que el entonces fiscal general de Ucrania, Yuri Lutsenko, y el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, "promovieron una narrativa falsa que socava la política de Estados Unidos en Ucrania".

Asimismo, comentó que la Casa Blanca obvió el nombre "Burisma" de la transcripción de la llamada que hizo pública, en alusión a la empresa ucraniana en la que trabajó Hunter Biden, aunque reconoció que era un error menor.

En lo que tanto él como Jennifer Williams, asistente del vicepresidente, Mike Pence, coincidieron es que el cargo de Biden hijo en esa compañía de gas podría haber sido "potencialmente" un conflicto de interés.

"Por lo que yo sé, (Hunter) no parecía estar cualificado. Pero desconozco sus cualificaciones", subrayó el militar.

NUNCA TRUMPISTA

Por su lado, Williams adoptó un tono menos contundente, aunque sostuvo que la llamada del 25 de julio entre Trump y Zelenski le sorprendió por lo poco habitual de su contenido.

"Fue inusual ya que, en contraste con otras llamadas presidenciales, implicó una discusión sobre lo que parecía ser un asunto de política doméstica", señaló Williams.

También reveló su estupor por haber sido citada directamente por Trump en uno de sus mensajes de Twitter este fin de semana en los que la calificó de "nunca trumpista", como se conoce a quienes desde la campaña electoral de 2016 se niegan a apoyarle a pesar de ser conservadores.

"Ciertamente, me sorprendió. No esperaba ser identificada con ese nombre", apuntó.

La asesora de Pence para Asuntos de Europa y Rusia explicó que el viaje previsto del vicepresidente para la toma de posesión de Zelenski fue finalmente cancelado a instancias de Trump.

Preguntada acerca de las posibles razones para esa cancelación, Williams se limitó a asegurar que no está "en posición para especular sobre la motivación del presidente".

Esta tarde, las audiencias continuarán con la comparecencia de Kurt Volker, exenviado especial para Ucrania; y Tim Morrison, exencargado de Rusia en el NSC y superior directo de Vindman.