EFE NewsWashington

La Casa Blanca confirmó este jueves que la moratoria a los desahucios impuesta en Estados Unidos durante la pandemia terminará el sábado, y urgió al Congreso a actuar para extenderla e impedir que millones de familias puedan quedarse sin vivienda.

En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, recordó que la moratoria de desalojos emitida por la pandemia por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), "evitó que cientos de miles de estadounidenses sufrieran angustia, falta de vivienda y riesgos de salud" derivados de los desahucios.

A finales de junio, los CDC extendieron la moratoria hasta el 31 de julio, pero Psaki advirtió que esa opción "ya no está disponible" debido a una decisión del mes pasado del Tribunal Supremo de EE.UU.

En esa sentencia, la máxima instancia judicial del país indicó que "sería necesaria una autorización clara y específica del Congreso (mediante una nueva legislación)" para volver a renovar la moratoria, explicó la portavoz del mandatario estadounidense, Joe Biden.

"El presidente pide al Congreso que extienda la moratoria de desalojos para proteger a los inquilinos vulnerables y a sus familias sin demora", puntualizó la nota, que alerta sobre la "reciente propagación de la variante delta" del coronavirus en el país.

El Supremo se pronunció sobre el tema después de que la juez federal Dabney Friedrich, del Distrito de Columbia, donde está Washington, declarara en mayo inválida la moratoria nacional de los desalojos al considerar que los CDC se excedieron en sus atribuciones cuando impusieron ese alivio.

Este jueves, Biden también solicitó a los departamentos de Vivienda y Desarrollo Urbano, de Agricultura, y de Asuntos de Veteranos que prorroguen sus moratorias hasta finales de septiembre, algo que sí está en su poder hacer y que dará alivio a ciertos residentes de propiedades aseguradas por el Gobierno federal.

También llamó a los estados y a las localidades que aceleren el desembolso de las ayudas de emergencia para el alquiler "ante el inminente fin de la moratoria de desahucios de los CDC".

La moratoria que caducará el sábado se aplica a las viviendas que reciben un subsidio del Gobierno federal y a aquellos inquilinos que no ganaron en 2020 más de 99.000 dólares, o 198.000, en el caso de una pareja que hace junta la declaración de impuestos.

Esa medida se implementó el año pasado durante la Administración del ahora expresidente Donald Trump (2017-2021) y fue extendida por Biden como parte de los esfuerzos para paliar el impacto de la pandemia, que en Estados Unidos ha enfermado a 34,6 millones de personas y ha causado la muerte de 611.813.