EFE NewsWashington

EE.UU. vivió en las últimas horas una noche de protestas y altercados en distintos puntos por los últimos casos de violencia policial y la proximidad del fin del juicio contra el exagente acusado de asesinar al afroamericano George Floyd.

Por sexta noche consecutiva, los manifestantes salieron para protestar en las calles aledañas de la comisaría de Brooklyn Center, una localidad de Minesota, donde el domingo pasado una agente mató de un disparo al afroamericano Daunte Wright, de 20 años, durante un control de tráfico.

Durante la marcha hubo disturbios que acabaron con la detención de 100 personas, según datos ofrecidos en las últimas horas por el comisionado de Seguridad Pública de Minesota, John Harrington, citado por medios locales.

En Chicago, miles de personas se manifestaron el viernes en el barrio de Logan Square para exigir una reforma del departamento de policía de la ciudad después de que un agente matara a disparos al menor hispano Adam Toledo, de 13 años el pasado 29 de marzo.

El jueves, una agencia independiente que investiga la conducta de la Policía de Chicago publicó un vídeo en el que se ve cómo Adam fue abatido por un policía blanco que le ordenó que se parara y mostrara sus manos.

Mientras, en Washington DC, cientos de manifestantes se congregaron anoche en el centro de la capital, en las inmediaciones de la Casa Blanca, y protagonizaron algunas escaramuzas contra la Policía.

El medio The Hill señaló que los participantes en la marcha gritaron los nombres de víctimas de la violencia policial en EE.UU., como Wright y Toledo.

En paralelo, dos manifestaciones separadas se desarrollaron en las últimas horas en Portland, en el estado de Oregón (costa oeste de EE.UU.), después de que la Policía disparara contra un sospechoso en un parque de la ciudad, dijo el canal Fox.

La Policía de Portland publicó en sus redes sociales fotografías de los cristales rotos de las ventanas del edificio de la Sociedad Histórica de Oregon y aseguró que varios manifestantes supuestamente intentaron irrumpir en varias tiendas.

Otro punto en el que también hubo disturbios fue Oakland (California), donde, según la cadena CBS, cientos de personas salieron a las calles en una protesta que derivó en altercados con los manifestantes rompiendo ventanas y escaparates, y bloqueando la vía pública.

De acuerdo con ese canal, los participantes en los disturbios prendieron fuego delante de un banco durante la protesta.

Estos sucesos se produce cuando el juicio contra el expolicía Derek Chauvin, acusado de matar a Floyd, encara su recta final, ya que se espera que a partir del lunes la defensa y la fiscalía expongan sus argumentos definitivos.

La muerte de Floyd a finales de mayo del año pasado desencadenó la mayor ola de protestas y disturbios raciales en décadas en EE.UU., después de que se hicieran virales los vídeos de transeúntes que grabaron cómo Chauvin presionó su rodilla sobre el cuello de la víctima, que se quejó varias veces de que no podía respirar.