EFE NewsNueva York

El candidato demócrata a la Alcaldía de Nueva York Eric Adams, que lidera con claridad el escrutinio tras las primarias celebradas este martes, se presentó ante sus seguidores como el virtual ganador de su partido frente al llamado de su rival Maya Wiley a esperar a que concluya el conteo, que podría demorarse semanas.

"Sabemos que va a haber dos, tres y cuatro recuentos, lo sabemos, pero también sabemos lo que ha dicho Nueva York, nuestra primera elección es Eric", dijo anoche Adams, presidente del distrito de Brooklyn, ante decenas de seguidores entregados en el cuartel general de la noche electoral.

La ciudad estrenó ayer un nuevo sistema de votación de multielección por el cual cada votante podía elegir por orden preferencial hasta cinco candidatos.

Con el 84 % de los votos escrutados, Eric Adams se ha convertido en el aspirante más veces elegido como primera opción. El 31,7 % de los afiliados al Partido Demócrata lo marcaban como su número 1, seguido de Wiley, abogada y antigua colaboradora del alcalde Bill de Blasio, con un 22,3 % de los votos.

Pero para Wiley, que todavía se ve con opciones, aún quedan muchos votos por contar.

"No sé qué han elegido los neoyorquinos, ninguno de nosotros lo sabe, porque todavía se están contando los votos. Os diré lo que es verdad: cada uno de los votos será contado, cada uno de los neoyorquinos que votó será tomado en cuenta. El 50% del voto en la elección preferencial aún no se ha contado", dijo la candidata del ala más progresista del partido ante sus seguidores con una voz casi rota.

Por este sistema, al no haber conseguido ninguno de los aspirantes el 50 % de los apoyos como primera opción, ahora se debe eliminar el nombre con menos apoyos, en este caso Isaac Wright, a quien votaron poco más de 1.900 personas.

Después, los candidatos que en las papeletas de Wright estaban como segunda opción pasan a ser considerados como la primera y estos votos se repartirán entre los candidatos restantes.

Sin embargo, este proceso, que se deberá repetir hasta que alguien logre el 50% de los respaldos, no comenzará hasta dentro de una semana y la Junta Electoral ha advertido de que el resultado definitivo podría, incluso, no conocerse hasta el 12 de julio.

Por detrás de Adams y Wiley quedaba la exdirectora del Departamento de Saneamiento Kathryn García con un 19,5 % de los apoyos y el empresario Andrew Yang, que al principio de la campaña electoral partía como el gran favorito, según las encuestas, pero fue perdiendo fuelle a lo largo de la carrera y solo el 11,7 % de los votantes lo eligieron en primera posición.

De hecho, Yang, que durante la jornada llamó a tener paciencia hasta que se conociera el resultado final del escrutinio, ha sido el primero de los favoritos en tirar la toalla.

Lo hizo anoche, ante sus seguidores, afirmando que él era "un hombre de números": "Según los números, yo no voy a ser el próximo alcalde de la ciudad de Nueva York".

Este miércoles, en un mensaje en su cuenta de Twitter, dio las gracias a las personas que lo apoyaron y apuntó que aún queda un largo camino por recorrer y que el está mirando al frente, aunque no ofreció más detalles.

Adams, cuya campaña ha girado en torno a lograr una ciudad más segura ante el aumento de los incidentes armados, volvió a insistir ante las decenas de personas que acudieron a su fiesta electoral en que como ciudad iban a convertir el "dolor" en "propósito".

"Vamos a ser una ciudad segura, justa y asequible", dijo junto a sus principales socios políticos, como el concejal Ydanis Rodríguez, que lo considera ganador indiscutible.

Frente a las posturas moderadas de Adams, muy cercanas a las de García o Yang, Wiley se convirtió en la recta final de la carrera en la principal representante del ala más progresista del partido, después de que otros dos candidatos de la misma cuerda, Scott Stringer y Dianne Morales, cayeran en desgracia por distintos motivos.

Entre otros, Wiley logró el respaldo de la congresista federal socialista Alexandria Ocasio-Cortez o de la senadora Elizabeth Warren.

Desde el cuartel general de Adams, su portavoz Evan Thies apuntaba con optimismo moderado a Efe que con el nuevo sistema electoral, la persona con más votos como primera opción tiene un 96 % de opciones de ser el ganador. Ahora es el tiempo de esperar.

Quien finalmente salga elegido se verá las caras el próximo 2 de noviembre con el candidato del Partido Republicano Curtis Sliwa, fundador de las patrullas urbanas Ángeles Guardianes, que se impuso con claridad a Fernando Mateo, director de la Federación de Taxistas de Nueva York.

Sin embargo, dado el peso del electorado demócrata en Nueva York, todas las quinielas apuntan a que el candidato demócrata tiene todo a su favor, si no hay sorpresas, para convertirse en el nuevo alcalde de la Gran Manzana.