Efe NewsNueva York

El estado de Nueva York informó este domingo de que ha registrado récords mínimos de fallecidos y hospitalizaciones por la COVID-19 desde que comenzó la pandemia en marzo, mientras investiga focos locales en una graduación escolar y dos fábricas.

En las últimas 24 horas fallecieron cinco personas, el número más bajo desde el 15 de marzo; los ingresos hospitalarios descendieron hasta 869 y se identificaron 616 nuevos casos positivos, lo que supone menos del 1 % de las casi 62.000 pruebas realizadas en el estado.

"Cuando los estados por todo el país luchan con nuevos repuntes relacionados con la reapertura, las cifras de Nueva York siguen deslizándose hasta récords mínimos. Nuestro progreso es resultado directo de la disciplina y duro trabajo de los neoyorquinos, y de una repaertura incremental basada en los datos", dijo en una nota el gobernador Andrew Cuomo.

En declaraciones al canal NBC, Cuomo admitió "temer" que lleguen casos importados de otros estados, para lo que junto a los vecinos Nueva Jersey y Connecticut exigirá hacer cuarentena a los visitantes de puntos calientes de la COVID-19, y ha ordenado bloquear el acceso a la baja de enfermedad remunerada a quienes viajen a esos lugares voluntariamente.

Con el nivel de transmisión más bajo del país, Nueva York se centra ahora en investigar focos locales en una graduación en el condado de Westchester, donde ha habido 5 positivos; en una planta de envasado de manzanas en Oswego, donde ha habido 82; y en una fábrica de producción de aluminio, en Montgomery, donde ha habido 37.

El estado, que se mantiene como el más golpeado en EE.UU. por la pandemia, acumula 391.923 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 31.368 muertes, de acuerdo a la Universidad Johns Hopkins.