EFEMoscú

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, aspiran, pese a sus diferencias, a normalizar las relaciones, según el asesor del Kremlin, Yuri Ushakov.

"Nuestro presidente y el de EEUU señalaron que hay que aspirar a normalizar las relaciones y desarrollar la cooperación", dijo Ushakov, al comentar la cumbre virtual entre los líderes de Rusia y EEUU, que tuvo lugar la víspera.

A la vez, subrayó que dada "la cantidad de los problemas", habrá que resolverlos durante "meses y quizá años".

"Veremos cómo se irá desarrollando la situación", dijo, citado por la agencia RIA Novosti, y agregó que el primer paso para la normalización de las relaciones consistirá en los contactos entre los equipos de ambos presidentes.

Ushakov subrayó que "dada la responsabilidad especial de ambos países en asuntos de estabilidad internacional", Putin y Biden acordaron "no parar el diálogo" ruso-estadounidense, sino "desarrollarlo a distintos niveles", incluido a nivel de presidentes.

Con todo, precisó que durante la cumbre virtual Putin y Biden no hablaron de una reunión presencial, aunque no se descarta en el futuro.

"Primero se organizó la videoconferencia y luego se verá la posibilidad de organizar una reunión entre ambos presidentes en territorio neutral en algún momento en el futuro", dijo.

Ushakov confirmó que gran parte de la conversación de ayer versó en torno a Ucrania.

Putin dijo ayer a su homólogo de EEUU que es la OTAN y no Rusia la responsable de la actual tensión militar en torno a Ucrania, según informó el Kremlin poco después de la cumbre telemática.

"No hay que poner toda la responsabilidad en los hombros de Rusia, ya que es precisamente la OTAN quien efectúa peligrosos intentos de colonizar territorio ucraniano e incrementa su potencial militar en nuestras fronteras", afirmó.

El jefe del Kremlin respondió así a las afirmaciones de Biden sobre la naturaleza supuestamente "amenazante" de los movimientos de las tropas rusas cerca de las fronteras ucranianas y las sanciones que EEUU y sus aliados están dispuestos a adoptar en caso de un ataque ruso a Ucrania.

Por tanto, Putin aseguró que "Rusia está seriamente interesada en obtener garantías confiables, plasmadas jurídicamente, que excluyan la ampliación de la OTAN hacia el este y el despliegue de sistemas de armamento ofensivo en países vecinos de Rusia".

La cumbre virtual, la primera reunión entre los líderes de Rusia y EEUU tras su encuentro en Ginebra en junio pasado, se prolongó por poco más de dos horas y se llevó a cabo a través de un canal de comunicación cerrado.