EFE NewsMiami

El presidente, Donald Trump, llegó este viernes a Miami, donde analizará la lucha contra los carteles de la droga en una reunión en el Comando Sur y se encontrará con representantes de la comunidad venezolana y exiliados cubanos en una iglesia.

La agenda de Trump en el sur de Florida, que es el epicentro de la COVID-19 en este estado, se completa con una reunión privada de recaudación de fondos en Broward, condado vecino al de Miami-Dade.

El avión presidencial Air Force One aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Miami pasadas las 12.00 pm EST y, rodeado de fuertes medidas de seguridad, Trump se trasladará en automóvil hasta la sede del Comando Sur, situada en Doral, ciudad vecina a Miami.

Grupos de partidarios de Trump se congregaron a la entrada de la sede del Comando Sur para dar la bienvenida al presidente, que no llevaba mascarilla cuando bajó del avión, aunque sí mantuvo la distancia al saludar a las autoridades que le esperaban.

Los congregados llevaban pancartas en las que se leía "Boicot a China" y se comparaba la tarea de Trump en crear empleos (jobs) con la del virtual candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, de crear "mobs" (turbas).

Trump, que buscará una renovación de su mandato en las elecciones del 3 de noviembre, lleva tres días seguidos con una agenda "latina", una comunidad que, según las últimas encuestas, tiene como favorito a Biden.

El miércoles se reunió con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la Casa Blanca y al día siguiente recibió a empresarios y dirigentes latinos y anunció iniciativas para ayudar económica y educativamente a una comunidad que calificó como un "tesoro", pero en otras ocasiones ha tratado despreciativamente.

En un comunicado enviado antes de la llegada del presidente a Miami, el líder demócrata dijo que la visita de Trump es solo "una oportunidad de foto y una maniobra de distracción de los fracasos" de su respuesta a la pandemia.