EFE NewsWashington

Estados Unidos celebra este sábado el 4 de Julio, su Día de la Independencia, en medio de protestas y un repunte en los casos de coronavirus, con la cifra récord de 11.458 nuevos contagios en Florida, aunque el presidente Donald Trump afirmó que el país se recuperará pronto de la pandemia.

El estado que se perfila como el nuevo epicentro de la pandemia en EE.UU., Florida, marcó este sábado un récord diario en las últimas 24 horas, con 11.458 nuevos casos.

La cifra difundida por el Departamento de Salud de Florida es la más alta desde que el Gobierno estatal comenzó a contabilizar los contagios el pasado 1 de marzo.

El único estado que hasta ahora ha experimentado un aumento de casos diarios superior es Nueva York, hasta ahora foco principal de la enfermedad en el país, con 11.571 contagios el pasado 15 de abril.

4 DE JULIO CON PLAYAS CERRADAS

Desde principios de marzo en Florida han muerto un total de 3.702 personas y se han contagiado 190.052.

Ante estos datos alarmantes el estado conmemora el Día de la Independencia con toques de queda en zonas como Miami-Dade, donde rige esta medida desde las 22.00 hora local hasta las 06.00 horas, y cierres de playas, en lugares como Palm Beach o Broward.

Mientras, en Arizona, con 3.113 pacientes hospitalizados por COVID-19, 100 de ellos ingresados este viernes, se ha llegado ya a una ocupación del 90% de las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y al 85% de camas en general, de acuerdo cifras del viernes proporcionadas por las autoridades sanitarias.

En el caso de Texas, donde se ubica el mayor complejo hospitalario del mundo, el Texas Medical Center de Houston, la UCI está al 100 % de su ocupación, ante lo que varios jueces de los condados de Hidalgo y Starr han emitido alertas para pedir a los ciudadanos que permanezcan en sus casas.

TRUMP Y "LA PLAGA DE CHINA"

Pese al avance del coronavirus, que llevó el viernes a que se registrara más de 55.000 nuevos contagios en todo el país, Trump aseguró este sábado que EE.UU. está cerca de recuperarse de lo que denominó como "la plaga de China".

"Hoy es un día para celebrar muchas cosas diferentes, pero más que nada la libertad", dijo Trump en un vídeo publicado en su cuenta de Twitter con motivo del 4 de Julio.

"Hace cuatro meses batíamos récords en cualquier ámbito, daba igual el que fuera, si miraban cada cosa por separado, teníamos los mejores números de desempleo, los mejores de empleo, los mejores números en bolsa que nunca tuvimos", enumeró el mandatario.

Trump afirmó que antes de la pandemia EE.UU. lo estaba haciendo mejor que ningún otro país en la historia. "Entonces -siguió-, nos golpeó esta terrible plaga de China y ahora estamos a punto de vencerla. Nuestro país se va a recuperar".

Trump cerró su mensaje con la promesa de que EE.UU. "será más grande" que antes.

Por su parte, su más que posible rival en las elecciones presidenciales de noviembre, el demócrata Joe Biden, publicó en Twitter un mensaje que rezaba: "Este 4 de Julio, una de las cosas más patrióticas que pueden hacer es llevar mascarilla", en contraposición a la postura de Trump que se niega a cubrirse la cara.

EE.UU. es el país más afectado por la crisis sanitaria, con más de 2,8 millones de casos confirmados y más de 129.500 fallecidos, según las cifras de la Universidad Johns Hopkins.

UNAS CELEBRACIÓN REBAJADA

A la luz de estas estadísticas los gobernadores y alcaldes en varios estados han cancelado o reducido los eventos por el Día de la Independencia y han hecho llamamientos a los ciudadanos para que lleven máscaras faciales, mantengan la distancia social y celebren esta festividad en casa.

Aun así, para esta noche se espera que Trump sea el anfitrión de un evento en el jardín de la Casa Blanca con motivo del Día de la Independencia, que acogerá a médicos y enfermeros, antes del tradicional castillo de fuegos artificiales en el Mall, la explanada monumental que hay junto a la mansión presidencial.

Esta semana Muriel Bowser, la alcaldesa del Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, advirtió de que las celebraciones en el Mall iban en contra de las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Entretanto, están previstas para este sábado varias protestas en distintas ciudades del país, como Washington DC y Los Ángeles, frente a la violencia policial contra los afroamericanos, tras la muerte de un hombre de raza negra, George Floyd, a manos de un policía blanco a finales de mayo en Mineápolis (Minesota, EE.UU.).