EFEUSASan Juan

El juez federal Gustavo Gelpí, a cargo de la reforma de la Policía de Puerto Rico, ordenó hoy la investigación de los enfrentamientos del Primero de Mayo en la isla caribeña entre manifestantes y las fuerzas del orden que se saldaron con una veintena de detenidos.

El magistrado designó para esa tarea a José Pujols, un investigador federal que se ocupa de asuntos relacionados con la Policía de Puerto Rico.

La actuación de las fuerzas del orden del Primero de Mayo fue criticada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), que acusó a la Policía local de actuar con premeditación y de crear "una encerrona" al lanzar gases lacrimógenos en un espacio limitado contra la multitud.

La Policía intervino con contundencia contra los manifestantes, entre los que había observadores de la ACLU y miembros de la prensa.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, justificó la actuación policial y acusó a los manifestantes de lanzar objetos contundentes que pusieron en riesgo la integridad de los agentes del orden.

Los manifestantes rechazaban las medidas que quiere imponer la Junta de Supervisión Fiscal al Ejecutivo de Ricardo Rosselló, lo que incluye aumentar la matrícula a los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico, reducir al menos un 10 % en las pensiones de los funcionarios y la eliminación de la paga navideña a los empleados públicos. EFEUSA

arm