EFE NewsSan Juan

El director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos de Puerto Rico (APPR), Joel Pizá, anunció este viernes que la agencia aprobó la subasta 10-90, para la reparación de emergencia del Muelle 3 del frente portuario de San Juan a un costo de 6,6 millones de dólares.

El titular de la APPR explicó en un comunicado de prensa que la reparación en una sección del lado este del Muelle 3, tras ser impactada por el barco crucero Norwegian Epic el 12 de febrero de 2019, cuando realizaba un atraque no planificado en dicho puerto, tras confrontar desperfectos mecánicos en alta mar.

El impacto, a su vez, afectó lo que se le conoce como los "mooring dolphins" BD-5 y BD-6 y las pasarelas que conectan el BD-4 al BD-5, BD-5 al BD-6, y el BD-6 al Muelle 3.

Al igual, los pilotes de concreto que sostienen los "mooring dolphins", los bolardos y las pasarelas colapsaron con el impacto, cayendo todos al fondo marino, agregó Pizá.

Y, tras un proceso de estudios, que culminó con la obtención del permiso federal del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, se procedió con la fase de subastas, que ya fue finalizada, aunque Pizá no especificó el nombre de la empresa que hará la reparación.

Los trabajos de reparación, por su parte, tendrán un costo de 6,6 millones de dólares y comenzarán en unas semanas.

Se estima que la obra esté completada en unos 14 meses.

Y según afirmó Pizá, este proyecto es "prioritario" para la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, y la APPR, porque el Muelle 3 es utilizado mayormente por los cruceros de tránsito.

"Con el receso en las operaciones de los cruceros por la pandemia del COVID-19, era importante comenzar las reparaciones lo antes posible. Cabe destacar que el costo de la reparación será asumido por las aseguradoras, por lo que no se utilizarán fondos públicos para la misma", señaló Pizá.

El proyecto, que utilizará el método "design build", consistirá en la remoción de 90 toneladas de estructuras colapsadas del fondo marino, reconstrucción de los dos "mooring dolphins" y pilotes colapsados.

También se reinstalarán los bolardos, el sistema de defensas y pasarelas, y se reemplazarán y repararán todos los sistemas eléctricos, de fontanería y sistema de iluminación afectado por el impacto.